19-05-2004

La Comisión Europea critica a la RCh por el incumplimiento de los compromisos económicos asumidos; para el otoño se prepara en la República Checa el inicio de las transmisiones de un canal de televisión parlamentario; el fútbol checo afronta serios problemas. Estos son algunos de los temas abordados hoy por la prensa checa.

Foto: La Comisión EuropeaFoto: La Comisión Europea El diario Lidové Noviny escribe que poco después de entrar la República Checa en la Unión Europea, ésta le critica por el incumplimiento de algunos compromisos en el terreno económico. En un reciente análisis de la Comisión Europea se indica la incapacidad de Praga de reducir los déficits de los presupuestos públicos, como una de las premisas fundamentales para el desarrollo económico del país.

Lidové Noviny sostiene que, al parecer, para el Gobierno de coalición checo una cosa son las promesas y otra la realidad. De continuar con esta actitud y seguir aplazando la solución de los problemas de mayor envergadura, advierte el diario, la República Checa podría llegar a constituir pronto el eslabón más débil de la Unión Europea. Este sería un duro golpe para los ciudadanos checos que tantas esperanzas depositaron en la adhesión de su país a los estados comunitarios.

Según el rotativo Právo, a partir del otoño próximo los televidentes checos podrán seguir regularmente, a través de transmisiones televisivas en directo, las sesiones del Parlamento checo. Lo posibilitará el nuevo canal de televisión parlamentario, cuya puesta en funcionamiento está prevista para finales de octubre. Právo apunta que semejantes canales de televisión existen en muchos países. El primero surgió en 1979 en España, contando actualmente con tres programas.

"El Gobierno checo prepara nuevas armas para combatir la corrupción" leemos en primera plana en el rotativo Mladá Fronta Dnes. En el artículo se escribe que el gabinete elabora un nuevo proyecto de ley para eliminar con mayor efectividad ese mal. El diario recordó que el primer ministro checo, Vladimír Spidla, reiteró su pleno apoyo a la lucha contra la corrupción. A Spidla le preocupa sobremanera que una considerable parte de la población checa considera los sobornos como algo natural, según lo demostraron los resultados de un reciente sondeo de opinión.

El matutino Právo reflexiona sobre los problemas que últimamente afronta el fútbol checo. Este popular deporte recibió varios golpes que le afectaron seriamente frente a la opinión pública checa. En primer lugar cabe mencionar el escándalo que se desencadenó al ser descubierta la corrupción que prolifera en el fútbol checo. Y en segundo lugar, al fútbol checo le daña el inadmisible comportamiento de los hinchas. "La violencia vuelve a reinar en los estadios checos", escribe Právo.

La situación es seria y requiere una pronta solución, apunta el matutino. Informa que en cara a esta realidad, un grupo de diputados prepara un paquete de medidas que permitirían a la Policía intervenir con mayor vehemencia contra los hinchas-agresores en los estadios checos.

Hasta el presente las posibilidades de la Policía de intervenir contra los grupos agresivos de hinchas son muy limitadas. El diario afirma que si no se logra frenar la violencia en los estadios deportivos checos, a éstos pronto acudirán sólo los "hooligans" del fútbol.

19-05-2004