21-09-2004

El rotativo Mladá Fronta Dnes informa que el ministro del Interior, Frantisek Bublan, quiere crear un banco de datos de cuentas bancarias en la República Checa. Bublan justifica esta medida como una medida en la lucha contra el terrorismo. "Lograríamos buscar y bloquear más fácilmente las cuentas de personas sospechosas", dice en el rotativo el titular del Interior.

Frantisek Bublan, el ministro del Interior (Foto: CTK)Frantisek Bublan, el ministro del Interior (Foto: CTK) Sin embargo, los bancos y la Oficina para la Protección de Datos Personales protestan. Se trataría de una violación del secreto bancario. Además, Mladá Fronta Dnes destaca que nunca se puede eliminar el riesgo de escape de tales datos. "Si se produce una filtración de datos, podría abusarse de ello, por ejemplo, los hackers que realizan robos de los bancos a través de la Internet", explica la portavoz de la Oficina para la Protección de Datos Personales, Hana Stepánková.

"Nuevos recortes amenazarían la profesionalización de las fuerzas armadas checas", destaca en Mladá Fronta Dnes el ministro de Defensa, Karel Kuhnl, en reacción a la intención de reducir el presupuesto de las Fuerzas Armadas. En este caso, los militares más cualificados abandonarían el Ejército y éste se vería obligado a suprimir algunas unidades. Las Fuerzas Armadas no serían capaces de asegurar su misión debidamente y cumplir con los compromisos contraidos con los aliados.

Los periódicos Právo y Lidové Noviny advierten que la guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea amenaza seriamente la exportación del cristal checo al mercado norteamericano. Washington está dispuesto a aumentar las tasas de importación de varios productos comunitarios en caso de no llegar a un acuerdo con la Unión sobre las compensaciones.

Así, las tasas del cristal y productos de vidrio alcanzarían hasta un noventa por ciento. Esto significaría prácticamente la desaparición del cristal checo en el mercado estadounidense. La medida dañaría también a los consumidores norteamericanos porque los precios se doblarían. Además, según informara la Embajada de la República Checa en Estados Unidos, en ese país el cristal de calidad ya no se produce, importándose precisamente de Europa.

"Los diputados ocuparán otro palacio en el casco histórico de Praga", bajo este título el matutino Lidové Noviny publica en portada su tema de hoy. La dirección de la Cámara Baja del Parlamento llegó a la conclusión de que a los diputados no les basta los quince palacios en el histórico Barrio Pequeño y que los eurodiputados checos también necesitan otro edificio.

Los expertos en conservación de los monumentos no están de acuerdo objetando que con ello los diputados convierten al casco histórico de la capital checa en una zona muerta de funcionarios. "La ciudad debe vivir y combinar la vivienda, la cultura y los comercios", subraya en Lidové Noviny uno de los expertos, Ondrej Sefcu.

Desde hace varios días las mujeres checas pueden dar a luz en los centros de maternidad sin necesidad de identificarse. La enmienda de ley sobre los partos secretos ha entrado en vigor. Este es otro tema de Lidové Noviny.

Los médicos señalan en el matutino que tales partos ayudarán, por ejemplo, a las mujeres que no puedan permitirse tener un niño por razones sociales. Pero critican que la enmienda vigente limite de manera significativa el acceso de los médicos a la documentación médica del niño. Sin embargo, tener a disposición los datos sobre las características genéticas de los padres es importante para las atenciones al niño.

21-09-2004