04-10-2004

Ríp (Foto: CTK)Ríp (Foto: CTK) Los principales diarios nacionales publican reportajes sobre el mitin que el oficialista Partido Socialdemócrata celebró el domingo en la legendaria colina de Ríp, al norte de Praga. Lidové Noviny señala que el encuentro fue el pistoletazo de salida de la campaña precedente a las elecciones regionales y senatoriales.

El rotativo se refiere al tono optimista de las declaraciones del primer ministro y presidente del Partido Socialdemócrata, Stanislav Gross, quien afirmó en su discurso, pronunciado ante la rotonda de San Jorge: "La socialdemocracia fue como un paciente desahuciado. Ahora se ha recuperado y curado".

Acto seguido Gross sacó unas escobas que entregó a los cabezas de lista para las elecciones regionales como símbolo de la necesidad de barrer de los cargos de gobernadores regionales a los políticos del opositor Partido Cívico Democrático.

Stanislav Gross, Ríp (Foto: CTK)Stanislav Gross, Ríp (Foto: CTK) Bajo el título de "Gross prometió en Ríp la victoria", el diario de izquierda Právo destaca en portada que el líder socialdemócrata trató de infundir ánimo a los militantes y simpatizantes de esta formación política.

Gross cree que el mayor partido gubernamental podría invertir los resultados desfavorables de los anteriores comicios y ganar las elecciones en las regiones donde los gobernadores representan a la oposición. A Gross le molesta el que el Partido Socialdemócrata no detenta un solo puesto de gobernador regional, señala Právo.

Mladá Fronta Dnes informa sobre el secuestro del empresario Stanislav Brunclík, de 33 años. A pesar de que la familia pagó un rescate multimillonario, los secuestradores no liberaron a su víctima, raptada hace once días.

El diario señala que las investigaciones del secuestro se han visto entorpecidas por el hecho de que la familia de la víctima no informó a tiempo a la policía y prefirió pagar el rescate. Ya el segundo día después del secuestro, el padre de Stanislav Brunclík arrojó el paquete con el rescate de la ventanilla del tren en la línea de ferrocarril que comunica las ciudades de Ceská Trebová y Pardubice, en el lugar indicado por los criminales.

Foto: CTKFoto: CTK Lidové Noviny publica en su portada el retrato del último emperador austro-húngaro, Carlos I, beatificado el domingo por el Papa Juan Pablo II. El diario comenta que la beatificación abre el camino hacia la santidad a una personalidad muy polémica.

Carlos I sucedió en 1916 en el trono al emperador Francisco José, encabezando el imperio austro-húngaro, del que formaban parte también las tierras checas, hasta su desmoronamiento en otoño de 1918.

Según el Vaticano, a Carlos I se debe la milagrosa cura de una monja brasileña. Los críticos recuerdan la página oscura de su gobernación: el emperador Carlos I fue responsable por el uso del gas tóxico durante la Primera Guerra Mundial.

Právo escribe que según los datos facilitados por Eurostat, la República Checa es el país con el mayor número de divorcios en toda la Unión Europea. Los checos encabezan la lista con 3,1 divorcios por mil habitantes.

04-10-2004