15-11-2004

Mirek Topolánek (Partido Cívico Democrático), foto: CTKMirek Topolánek (Partido Cívico Democrático), foto: CTK El tema de portada de los rotativos nacionales es la victoria del opositor Partido Cívico Democrático en las elecciones senatoriales y la derrota de la gubernamental socialdemocracia. Lidové Noviny destaca que tras el fracaso en las elecciones regionales la formación gubernamental de Stanislav Gross sufrió una debacle también en el Senado el pasado fin de semana. Los socialdemócratas no obtuvieron un solo escaño en la segunda vuelta de los comicios senatoriales.

Lidové Noviny señala que en la segunda ronda de las senatoriales se registró en la República Checa la participación electoral más baja de la historia. El 80 por ciento de los electores no acudieron a las urnas.

El analista de Lidové Noviny señala que el camino indiscutible para aumentar la participación electoral es celebrar varios comicios en una misma fecha.

En el análisis de los resultados de las senatoriales publicado por Mladá Fronta Dnes leemos: "Las pérdidas de los partidos de la coalición gubernamental en el Senado influirán sustancialmente en la gestión del Gobierno encabezado por Stanislav Gross. El Partido Cívico Democrático no obtuvo en el senado la mayoría- para ello le faltan cinco escaños-, pero aún así el Gobierno tendrá problemas en la Cámara Alta al imponer sus propuestas".

Foto: La Comisión EuropeaFoto: La Comisión Europea El diario Právo publica las declaraciones del ex líder socialdemócrata, Milos Zeman, quien sostiene que el mal resultado electoral del partido se debe a su actual dirección. Opina también que convocar elecciones parlamentarias anticipadas sería un suicidio para la socialdemocracia.

El diario Mladá Fronta Dnes realizó entre los alumnos de secundaria una encuesta sobre la Revolución de Terciopelo de 1989 y verificó que saben muy poco sobre el derrocamiento del régimen comunista hace 15 años.

El rotativo comenta que la culpa no es precisamente de los estudiantes ya que el número de clases dedicadas a la historia es muy bajo en los centros docentes checos. Los historiadores advierten de que al no saber nada acerca de los horrores de los regímenes totalitarios, los adolescentes pueden ser presa fácil de la propaganda de movimientos extremistas o comunistas.

Hospodárské Noviny advierte de que en la República Checa circulan coronas y euros falsificados, y en menor cantidad dólares falsificados. Los falsificadores suelen poner en circulación billetes de 1000 coronas checas, y de 50 y 100 euros.

En la sección de informaciones sobre el país, Lidové Noviny señala que en la República Checa escasean fontaneros, carpinteros y electricistas y que en muchos casos los sustituyen trabajadores extranjeros.

15-11-2004