14-03-2005

Bohuslav Sobotka y Milada Emmerova (Foto: CTK)Bohuslav Sobotka y Milada Emmerova (Foto: CTK) El diario Lidové Noviny se refiere al proyecto de la ministra de Salud, Milada Emmerová, de introducir libretas de salud. Según el rotativo, el proyecto supone que cada paciente checo recibirá en septiembre de este año su carné de salud. Después tendrá que presentar dicho documento al médico en cada consulta y éste registrará en la libreta el tratamiento.

La ministra Emmerová prevé la introducción de las libretas de papel en el marco de su reforma del sector Sanidad que aún no ha logrado defender ante el Gobierno, señala Lidové Noviny.

Según el proyecto de la ministra, los médicos registrarán en las libretas qué medicamentos prescriben. El carné deberá contener ,además, información sobre las enfermedades y las intervenciones quirúgicas.

La titular de Sanidad sostiene que su proyecto ahorrará un tercio del gasto farmaceútico. Emmerová alega que algunos pacientes se dirigen con un determinado problema de salud a varios consultorios, y los médicos no disponen de una información completa de los fármacos prescritos. Lidové Noviny comenta que a los médicos no les agrada el proyecto de la ministra.Objetan que libretas de papel son obsoletas, y que con su introducción aumentará aún más el papeleo burocrático que agobia a los médicos.

El diario Právo destaca en su portada que los Alpes austríacos se cobraron ayer domingo dos víctimas checas. Un esquiador de 14 años pereció al chocar con un árbol tras salirse de la pista. Otra de las víctimas es un joven de 31 años.Al ir a buscar a su perro se desprendió un alud en el que encontró la muerte.

Mladá Fronta Dnes relata en sus páginas internacionales que el ministro checo de RR.EE, Cyril Svoboda, naufragó el sábado pasado: la embarcación en la que viajaba entre las islas tailandesas quedó varada en un bajío, a varios centenares de metros de la isla de Krabi.

Una hora después lo intentó rescatar el barco HC Sparta, construido por la comunidad pesquera local gracias al dinero recaudado por los jugadores de hockey sobre hielo del Sparta de Praga.

Cyril Svoboda encabezaba una misión humanitaria checa en las regiones afectadas por el tsunami. En la isla tailandesa de Krabi debía bautizar cuatro embarcaciones construidas para los pescadores locales con dinero procedente de una recolecta organizada por un bufete de abogados checos.

La construcción de los barcos estuvo supervisada por una figura legendaria, el checo Milan Borzík, que vive en las islas tailandesas y ayuda a los pescadores a renovar su flota. Borzík había escapado de la muerte por los pelos.En la cercana isla de Phi Phi fue arrastrado por el tsunami y pudo salvarse sufriendo sólo heridas leves. Inmediatamente después empezó a buscar dinero y a ayudar a los pescadores en la construcción de los barcos, bautizados con los nombres checos Chrudim, Kunratice, Pardubice y HC Sparta.

Tampoco el HC Sparta logró pasar por los bajíos y rescatar al ministro varado. Cyril Svoboda tuvo que quitarse los zapatos y vadear hasta aguas más profundas donde pudo embarcarse en el barco HC Sparta que lo transportó a tierra firme.

14-03-2005