15-04-2005

Jan Kohout (Foto: CTK)Jan Kohout (Foto: CTK) "El nuevo gobierno murió en el parto". Bajo este título leemos en el rotativo Lidové Noviny:

"Hasta la noche de ayer todo indicaba que la República Checa tendría un nuevo gobierno de coalición. Sin embargo, después se reunió la facción parlamentaria de la socialdemocracia y al término de sus deliberaciones estaba claro que la crisis continúa".

"Pocas horas antes, en la noche del miércoles, las cúpulas de la socialdemocracia, del democristiano Partido Popular y de los liberales acordaron un compromiso. Éste suponía que el futuro Ejecutivo sería presidido por el diplomático Jan Kohout. Los liberales y los democristianos debían ocupar tres carteras cada uno".

Stanislav Gross (Foto: CTK)Stanislav Gross (Foto: CTK) Lidové Noviny señala que el acuerdo provocó indignación en las filas de los diputados socialdemócratas. El rotativo apunta: "Algunos hablaban de traición y pedían la dimisión inmediata de la cúpula del partido. Durante el día de ayer empezó a cuestionar el compromiso el principal negociador socialdemócrata, Stanislav Gross".

Lidové Noviny señala que en la sesión de la facción parlamentaria y del directorio de la socialdemocracia Gross declaró, según los testigos, que el acuerdo es un dictado del líder democristiano, Miroslav Kalousek. El directorio del Partido Socialdemócrata acabó por rechazar el acuerdo coalicionista.

El diario Hospodárské Noviny destaca en primera plana: "El acuerdo sobre el nuevo Gobierno, obtenido después de difíciles negociaciones y con el que se identificó también el Presidente de la República, fue inesperadamente rechazado por el directorio de la socialdemocracia".

"El Partido Socialdemócrata hundió al nuevo Gobierno", titula en portada Mladá Fronta Dnes. El diario escribe:

"Tan sólo quince horas duró la esperanza de los políticos coalicionistas de que terminara la crisis gubernamental y se renovara el Ejecutivo común".

Mladá Fronta Dnes señala que el Embajador checo ante la Unión Europea, Jan Kohout, que debía presidir el nuevo Gobierno, regresó a Bruselas. "Como diplomático nunca descarto la posibilidad de un acuerdo, pero me parece que todo tiende a la convocatoria de elecciones anticipadas".

Agosto de 1968, PragaAgosto de 1968, Praga "Un policía salvó pruebas de agosto de 1968". Bajo este título informa Hospodárské Noviny que el Museo de la Policía exhibe ahora registros policiales sobre los delitos y crímenes cometidos en Praga por las tropas del Pacto de Varsovia que el 21 de agosto de 1968 invadieron Checoslovaquia. Los documentos se salvaron gracias a un detective de la policía judicial de Praga. Sus superiores le ordenaron a finales de los setenta destruir dichos documentos, pero el policía decidió guardarlos.

Las tropas de ocupación mataron en agosto y septiembre de 1968 por lo menos a 90 personas e hirieron a centenares. Los historiadores afirman que hasta ahora no se ha logrado hacer el balance definitivo del número de las víctimas y de los daños materiales.

En el suplemento "El mundo on-line" Mladá Fronta Dnes informa que también en la República Checa las cámaras de fotos digitales arrollan a las máquinas fotográficas clásicas. Según las estimaciones, el año pasado se vendieron en este país 410 mil cámaras digitales y cien mil clásicas. Este año se prevé la instalación de decenas de kioskos digitales que permitirán a los usuarios imprimir fotos obtenidas por un celular o una cámara digital o guardadas en un CD.

15-04-2005