07-07-2005

El avión que llevaba al ministro de RR.EE. checo a países de América Latina tuvo que aterrizar de emergencia en Mauritania; las importaciones de calzado barato de Asia causan problemas a los productores checos, estos son algunos de los temas de la prensa checa de hoy, cuyo resumen les ofrecen.

 Ministro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda (Foto: CTK) Ministro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda (Foto: CTK) Los matutinos checos dedican amplia atención a la cumbre de Edimburgo de los ocho países más desarrollados del mundo. El diario Hospodárské Noviny recuerda que sus participantes tratarán de hallar una salida a la miseria en África y debatirán las causas de los cambios globales del clima en la Tierra.

El rotativo Mladá Fronta Dnes informa que el viaje del ministro checo, Cyril Svoboda, a países de América Latina, concluyó antes de haberse iniciado y en otra parte del mundo, en Mauritania. El avión con el ministro a bordo tuvo que aterrizar de emergencia en África, después de que los pilotos descubrieran ciertos problemas en uno de los sistemas hidráulicos de la aeronave.

Según el diario, ésta es la cuarta vez en los últimos ocho meses que un avión con el ministro Svoboda a bordo tiene problemas técnicos. También muchos otros personeros oficiales checos experimentaron algo semejante en sus viajes al extranjero. Mladá Fronta Dnes apunta que el parque de aviones gubernamentales es muy anticuado y que su necesidad de modernizarse se hace cada vez más urgente.

Los productos baratos de Asia causan problemas a los empresarios checos, escribe el matutino Lidové Noviny. Se trata tanto de los textiles como del calzado. Mientras que a principios de los años noventa se producían en la República Checa 71 millones de pares de zapatos al año, el año pasado fueron sólo unos 6 millones de pares.

Esto se debe a las importaciones de calzado de China y al hecho de que los productores checos no pueden competir con los bajos precios del calzado asiático. Lidové Noviny escribe que sin la intervención del Estado y una nueva política que proteja a los empresarios nacionales, éstos difícilmente podrán hacer frente a la invasión de productos baratos de Asia.

Según un reciente sondeo cuyo resultado publica el diario Mladá Fronta Dnes, los checos consideran a Eslovaquia y Francia entre los países más simpáticos del mundo y no vacilarían en vivir en uno de ellos si abandonaran la República Checa. A esos dos países les siguieron España e Italia, mientras que la postura de los checos frente a Rusia y China es negativa y sólo un poco mejor es frente a Estados Unidos.

07-07-2005