03-08-2005

Ivan DoudaIvan Douda "Pegar a los niños por no ser como nosotros es tonto". Así escribe el psicólogo Ivan Douda en Lidové Noviny en su reflexión en la que busca las raíces sociales de la dura intervención policial contra los aficionados a la música tecno en Bohemia Occidental:

"Desde hace casi treinta años me dedico como psicólogo al problema de la droga. En los últimos años me encuentro frecuentemente con la palabra "tecnocultura". Se trata, primariamente, de música, danza, proximidad de otras personas, protesta contra los valores de las generaciones más viejas. Pero se trata también de drogas, no de las duras, pero de la marihuana, alcohol, éxtasis".

"Desde hace más de diez años viene surgiendo en este país una capa relativamente numerosa de jóvenes de los cuales la mayoría trabajan y estudian, pero un sector de ellos lleva una especie de vida seminómada. En su mayoría son pacíficos, no conflictivos, a menudo muy sensibles a cuestiones relacionadas con la verdad y la justicia", señala Ivan Douda.

El psicólogo comenta que la tecnocultura es un nuevo fenómeno cultural. En los adultos, incluidos los padres, despierta frecuentemente un fuerte rechazo. Sobre las personas de las estructuras represivas actúa como un trapo rojo al toro.

"Cuestionan nuestros valores y las nociones de cómo debe portarse el hombre y cuál debe ser su aspecto". En esto ve Ivan Douda las razones del rechazo de la generación de los padres a los aficionados a la música tecno.

El diario Hospodárské Noviny se refiere también a la intervención policial en la tecnoparty en Mlýnec. El rotativo publica la foto de un aficionado a la música tecno que esquiva un petardo policial, y agrega la siguiente información: "El ministro del Interior, Frantisek Bublan, anunció ayer que algunos polícias cometieron errores en la intervención y que la Inspección investigará su actuación".

En las páginas de opinión del mismo diario Jan Machácek escribe: "La tecnocultura no amenaza a nadie. Es solamente una reacción al mundo excesivamente burocratizado".

Libuse Barková (Foto: CTK)Libuse Barková (Foto: CTK) Los principales diarios checos destacan en sus portadas que la empresaria Libuse Barková, amiga de la familia del ex primer ministro, Stanislav Gross, ha sido condenada a cinco años de cárcel por dos estafas de seguros. El rotativo Právo escribe que Barková cobró a la aseguradora Kooperativa indemnización por un tejado dañado, supuestamente, por un fuerte viento. Dos testigos declararon que el tejado había sido desmantelado por orden de Barková durante las obras de reparación del inmueble.

La empresaria cobró también una indemnización por daños causados en una de sus casas durante las inundaciones. Según los testigos, el agua no llegó hasta el inmueble supuestamente inundado.

Mladá Fronta Dnes cita las palabras del abogado defensor de Libuse Barková quien afirmó que su cliente es víctima de una campaña de descrédito contra el ex primer ministro Stanislav Gross.

Los rotativos informan en sus páginas económicas que el fabricante de automóviles Skoda Auto espera este año un resultado récord en lo que se refiere a los beneficios. Mladá Fronta Dnes señala que la fábrica automovilística suministró en el primer semestre a clientes en 90 países 245 mil coches de las gamas Fabia, Octavia y Superb.

03-08-2005