19-08-2005

Carst Moravo, foto: Michal Pilař, CC BY-SA 3.0 UnportedCarst Moravo, foto: Michal Pilař, CC BY-SA 3.0 Unported Los principales diarios nacionales informan que a raíz de un veredicto del Tribunal Constitucional, la familia aristocrática de los Salm puede solicitar la restitución del patrimonio confiscado después de la Segunda Guerra Mundial.

Mladá Fronta Dnes presenta a los lectores a la estirpe de los Salm y sus actividades en Moravia: "Los turistas que navegan por el río subterráneo Punkva, en el Carst Moravo, pueden hacerlo gracias precisamente a Hugo Mikulás Salm cuya ciudadanía checoslovaca confimó ayer el Tribunal Constitucional".

Su hija, la condesa Marie Salmová, recuerda que su familia arcó durante la Primera República Checoslovaca con todos los gastos relacionados con el acondicionamiento para los turistas de las grutas del Carst Moravo. Mladá Fronta Dnes señala que ella misma se ganó la vida durante algún tiempo en los años cincuenta como conductora de un camión después de que su familia perdiera todo su patrimonio.Cabe resaltar que Marie no emigró a Occidente como todos sus hermanos.

Camisetas que ostentan lemas que advierten sobre el peligro que encierra el comunismo, han indignado a los comunistas checos, informa el rotativo Lidové Noviny.

El diario escribe que a los comunistas checos no les gusta que se luche con estas camisetas contra su ideología también en la capital austríaca Viena y que para este objetivo se utilicen fondos estatales. Es que dichas camisetas anticomunistas se exhiben en uno de los escaparates del Centro Checo en Viena, establecido y financiado por el Ministerio de RR EE checo.

Lidové Noviny reproduce una de las camisetas que ostenta el siguiente texto: "El comunismo hace un serio daño a Ud. y a las personas de su entorno". El rotativo señala que el Centro Checo ha decidido respaldar la iniciativa de artistas plásticos denominada "Camisetas contra el comunismo" que se propone recordar el carácter criminal del anterior régimen.

El director del Centro Checo en Viena, Marcel Sauer, afirma que el proyecto de los artistas plásticos "Camisetas contra el comunismo" le parece extraordinariamente interesante ya que refleja cómo los checos ajustan las cuentas con el pasado. El funcionario agregó que apoyó el proyecto a raíz de lo estipulado en la ley sobre la ilegalidad del régimen comunista. Adelantó también que las camisetas levantan un gran interés entre el público y que la mitad de ellas se ha vendido a los turistas.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga El rotativo Právo informa en su suplemento económico que Cedok es la agencia de viajes más grande en la República Checa. El año pasado administró vacaciones de 159 mil turistas extranjeros y de 59 mil checos. En el segundo lugar se sitúa la agencia de viajes Exim Tours que vendió 195 mil viajes al extranjero.

Hospodárské Noviny publica en su suplemento de fin de semana un reportaje sobre el Gran Premio de monopatines. El rotativo señala que la ciudad de Bechyne fue por trigésima tercera vez el escenario del Grand Prix. La competición de monopatines que incluía equipos de uno hasta ocho corredores, fue disputada en un circuito de 4 kilómetros.

En el primer puesto de control, después de un brusco descenso, los corrredores tuvieron que tomar medio litro de cerveza. Siguió el ascenso más empinado desde la orilla del río hasta la plaza.Ahí, a 800 metros de la meta, chuparon dos decilitros de leche de una botella con biberón. Con las últimas fuerzas inflaron un globo hasta que se rompiera y tras el esprint final llegaron a la meta.

19-08-2005