31-08-2005

La ciudad de Nueva Orleans hace frente a extensas inundaciones. Los aficionados al tecno están preparando un nuevo CzechTek. Los futbolistas checos disputarán un partido clave contra Rumania en las eliminatorias para el Mundial del 2006.

Todos los diarios del país publican en sus portadas fotos de la ciudad estadounidense de Nueva Orleans inundada. "La ciudad de un millón de habitantes bajo el agua", "Huracán paraliza el sur de EE.UU." "Katrina mata a decenas de personas", bajo estos títulos informan los rotativos nacionales sobre la catástrofe natural que afectó la parte sureña estadounidense.

El diario Hospodárské Noviny escribe que la ciudad fue inundada por aguas provenientes del lago Ponchartrain, cuyas represas fueron destruídas por el huracán Katrina. La catástrofe ha cobrado hasta el momento decenas de vidas humanas. No obstante, se prevé que el número de fallecidos aumente notablemente en los próximos días. Los cálculos previos de daños materiales alcanzan unos 26 millones de dólares.

El rotativo Lidové Noviny menciona que tras sumar todos los daños, Katrina se convertirá probablemente en el huracán más devastador en toda la historia de EE.UU.

Se está preparando un nuevo concierto CzechTek, la policía está dispuesta a volver a intervenir, afirma en sus páginas el matutino Mladá Fronta Dnes.

A pesar de la intervención policíaca contra los participantes en la fiesta tecno, celebrada a finales de julio pasado en Bohemia Occidental, que provocó multitudinarias manifestaciones en varias ciudades checas contra la brutalidad de los policías antimotines, los aficionados a los ritmos retumbantes están preparando un nuevo evento que deberá efectuarse este fin de semana. Los organizadores ocultan el lugar donde se celebrará la "tecnoparty". Se espera una asistencia al evento de dos mil personas.

"No tenemos miedo", con estas palabras los aficionados al tecno expresan que organizarán el evento a pesar de la dispersión del último CzechTek celebrado el pasado mes de julio, y que ha sido tan criticado por el presidente checo y por numerosas personalidades de la vida pública. Hasta el momento se sigue investigando si el proceder de la policía fue justificado, indica Mladá Fronta Dnes.

Karel Bruckner, foto: Ondřej Prokop, ČRoKarel Bruckner, foto: Ondřej Prokop, ČRo ¿Cazarán los checos la llave que abre la puerta del Mundial 2006? Esa pregunta hace el diario Sport en referencia al próximo partido de las eliminatorias que la selección checa de fútbol disputará este sábado en Rumania.

Los checos ocupan actualmente el segundo lugar en el primer grupo, con un punto menos que Holanda. El periódico indica que en caso de que el equipo liderado por el técnico Karel Bruckner derrote a los rumanos, conseguirá como mínimo el segundo puesto. Ésto significa que podría calificarse al campeonato directamente o por lo menos tendría la posibilidad de jugar un partido de repesca.

El matutino advierte que Rumania será un contrincante peligroso y dispuesto a luchar tenazmente, ya que los futbolistas rumanos se ven obligados a ganar este partido para poder seguir compitiendo por un pase al Mundial de Alemania.

31-08-2005