08-11-2005

Foto: CTKFoto: CTK Las portadas de los principales diarios checos se refieren a los disturbios en Francia. "La violencia en Francia tiene su primera víctima" titula en primera plana el diario Právo. Un hombre de 61 años falleció en el hospital adonde había sido llevado el viernes pasado tras haber recibido un golpe de uno de los violentos. El alcalde del suburbio de Raincy, en las afueras de París fue el primero en decretar un toque de queda excepcional a fin de calmar la ola de violencia, escribe el rotativo Lidové Noviny. Los disturbios ya duran once días y el gobierno francés ha reforzado sus efectivos con otros 1500 policías. El primer ministro, Dominique de Villepin, excluyó por el momento la intervención del ejército.

"Partido Cívico Democrático cambia su estrategia preelectoral" leemos en portada del diario económico Hospodárské Noviny. La formación política de la oposición que cuenta con la mayor intención de voto se propone apostar por nuevos retos, excluyendo como principal aspecto de la campaña electoral - el llamado IVA equitativo. El opositor Partido Cívico Democrático quiere ofrecer mejores condiciones para los pequeños y medianos empresarios, apoyar a las familias, luchar con más eficacia contra la corrupción y aprovechar la popularidad de Václav Klaus, su antiguo líder, logrando su reelección como Presidente checo.

"El canciller checo se quejó de Cuba". Bajo este título señala el rotativo Lidové Noviny, que el ministro de AA.EE. checo, Cyril Svoboda informó a sus homólogos comunitarios en la reunión en Bruselas sobre el conflicto checo-cubano surgido a raíz de la prohibición de las celebraciones de la fiesta nacional checa en el hotel Meliá en La Habana por parte cubana. Sin embargo, el canciller checo no exigió de sus homólogos ninguna medida o declaración común, solo quiso dejar constancia de ello para que sirviera a la UE en las próximas negociaciones sobre Cuba.

Pavel Nedved (Foto: CTK)Pavel Nedved (Foto: CTK) Y ahora echamos una ojeada a las páginas deportivas. El diario Mladá Fronta Dnes publica en su portada la fotografia del futbolista checo Pavel Nedved, con las palabras "Retorno del rey". El centrocampista del Juventus de Turín italiano vuelve a la selección tras 16 meses. Su último partido con la formación nacional lo jugó Nedved en las semifinales de la Eurocopa contra Grecia en junio 2004.

El antiguo capitán checo liderará al combinado nacional contra Noruega en el doble partido de la repesca por el Campeonato Mundial 2006 que se disputará en Alemania. "Quiero tener la mente clara y ser de utilidad para el equipo," subrayó Nedved en rueda de prensa. Los checos han participado en el Mundial por última vez en 1990, en aquel entonces como jugadores del equipo de Checoslovaquia.

08-11-2005