15-11-2005

Ex presidente checo, Václav Havel (Foto: CTK)Ex presidente checo, Václav Havel (Foto: CTK) "El ex presidente explicó porqué no fue disuelto el Partido Comunista". Bajo este título leemos en el rotativo Lidové Noviny:

"El ex presidente checo,Václav Havel, discutió ayer lunes con alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad Carolina de Praga. El tema del debate fue el 17 de noviembre de 1989 y la actual coyuntura política. Al encuentro asistió un millar de estudiantes que recibió a Havel aplaudiendo de pie".

Lidové Noviny señala que las preguntas se referían frecuentemente a aspectos polémicos. Los estudiantes preguntaron a Havel, entre otras cosas, si no estaba arrepentido de no haber colocado al Partido Comunista fuera de ley.

"El Partido Comunista relevó a todos sus dirigentes y declaraba que quería transformarse en un partido de corte democrático", respondió Havel. "Además, la sociedad estaba a tal punto comprometida con dicho partido que difícilmente podía existir la voluntad de modificar significativamente esa formación política", agregó el ex presidente checo.

El rotativo Mladá Fronta Dnes publica una tabla del crecimiento interanual de los salarios en la República Checa. En comparación con el año pasado crecieron más los salarios de los expertos bancarios, que registraron un incremento del 27 por ciento. Los mineros cobran un 22 por ciento más y los especialistas informáticos un 18 por ciento más.

En otro cuadro Mladá Fronta Dnes publica la lista de las profesiones que registraron el descenso o el crecimiento más bajo de las remuneraciones. Debido a la gran competencia en el mercado, los salarios de los guardianes y de porteros bajaron un 2 por ciento, las remuneraciones de las cajeras, camareros, funcionarios de Correos y obreros de varios sectores crecieron apenas el 1 por ciento.

Mladá Fronta Dnes resume la situación: "Existe una gran demanda de obreros, pero sólo en caso de que sean baratos". Jaroslav Soucek, portavoz de la empresa Panasonic, que tiene una planta en la ciudad de Pilsen, dijo a este diario que los inversionistas extranjeros llegaron a esta ciudad debido a a la mano de obra barata y la alta productividad de trabajo.

"Cuando los empleados sean caros para los inversionistas, éstos se marcharán", afirma Soucek.

"La justicia no alcanzó al padre del telón de acero". Bajo este título escribe Mladá Fronta Dnes que Ludvík Hlavacka, principal autor del proyecto de las alambradas eléctricas y de campos de minas en las fronteras checoslovacas durante la época comunista, nunca fue juzgado por la justicia. Falleció este verano a la edad de 94 años y su persecución judicial terminó oficialmente en el pasado mes de octubre.

La carrera del padre del muro de la muerte en las fronteras en el que perecieron centenares de fugitivos, fue típica para el régimen comunista, señala el rotativo. Hlavacka que había sido confidente de la Gestapo, fue también responsable por las torturas de presos en la oficina de Uherské Hradiste de la policía secreta comunista StB. Allí introdujo una novedad: un aparato eléctrico de tortura. Era demasiado brutal hasta para aquella época y Hlavacka fue cesado.

Sin ser castigado, fue enviado a estudiar a la Unión Soviética. Hlavacka fue después comandandante de los guardas fronterizos con el rango de mayor general y llegó a desempeñar el cargo de viceministro de Interior, escribe Mladá Fronta Dnes.

15-11-2005