13-01-2006

Michal Kraus  (Foto: CTK)Michal Kraus (Foto: CTK) El rotativo Mladá Fronta Dnes destaca en su portada que el diputado socialdemócrata Michal Kraus renunció a los influyentes puestos de jefe de la facción parlamentaria de su partido y de presidente del comité presupuestario de la Cámara Baja. El político optó por la renuncia en consecuencia del escándalo en torno a su viaje a África con un estafador perseguido por la Policía.

Fue precisamente Mladá Fronta Dnes que denunció en su edición del lunes que Kraus viajó en septiembre de 2001 a Ghana para negociar con el empresario Frantisek Rigo, perseguido por la Policía, una inversión multimillonaria en una empresa de elaboración de cacao. Kraus sigue afirmando que estuvo en Ghana como turista, aunque suscribiera un contrato sobre la adquisición de acciones de la empresa de cacao.

El político explicó su renuncia en los siguientes términos: "En interés de la socialdemocracia y de la cultura política general decidí no ocupar altos cargos políticos. Al mismo tiempo afirmo tajantemente que además de una dosis de credulidad no he cometido nada malo o ilegal".

"Cuatro años por torturar a disidentes". Bajo este título informa el diario Lidové Noviny que el Tribunal Municipal de Praga aumentó a cuatro años de cárcel la sentencia contra el ex miembro de la policía política comunista StB, Jirí Simák.

Según el tribunal, Simák, en 1981, en el marco del operativo secreto Saneamiento, torturaba a los opositores al régimen totalitario para obligarlos a emigrar del país. El tribunal de apelación aumentó en un año la pena decretada hace dos años por el juzgado del distrito Praga 1.

Dicho juzgado había condenado a tres años de cárcel juntamente con Simák también a Zbynek Dudek, pero el tribunal de apelación decidió tramitar ambos casos por separado.

Lidové Noviny puntualiza que estos dos ex miembros de la policía secreta torturaron primero en junio de 1981 en la oficina de la calle Bartolomejská en Praga a Zbynek Benýsek hasta que se desmayara. Unos meses después agredieron a la disidente Zina Freundová. Le golpearon la cabeza contra la pared, le pisaron las manos y la amenazaron.

Ambos disidentes, temiendo por su vida, abandonaron Checoslovaquia: Benýsek emigró a Austria y Freundová a Gran Bretaña.

El diario económico Hospodárské Noviny dedica un suplemento especial al aeropuerto internacional de Praga, donde han concluido las obras de la nueva terminal Norte 2 destinada a viajes en el marco de la Unión Europea a los países que forman parte del espacio de Schengen.

Los ciudadanos de todos los países que suscriberon el Tratado de Schengen podrán utilizar los servicios de la terminal Norte 2 a partir del 17 de enero.

El ministro de Transportes, Milan Simonovský, señala que por el aeropuerto internacional de Praga pasaron el año pasado 11 millones de pasajeros.

13-01-2006