14-03-2006

"¡Bienvenidos, fontaneros!" Así se titula la columna de portada del rotativo Lidové Noviny en la que leemos:

"El primer ministro francés Villepin respetará la realidad y liberará el mercado de trabajo para los ciudadanos de los nuevos países de la Unión Europea. No será ahora mismo;Francia pretende adaptarse a la realidad de la economía globalizada sólo "gradual y controladamente". Los extranjeros podrán hacer sólo aquellas labores que los nacionales no desean ejercer. Antes que ocupar alguno de los 300 mil puestos vacantes, los franceses prefieren protestar contra el desempleo", comenta el columnista de Lidové Noviny Pavel Mása y continúa:

"A pesar de su carácter incompleto, la decisión de Villepin representa una medida que da a la egocéntrica Francia la oportunidad para sobrevivir. Durante demasiado tiempo desdeñó las advertencias de tales personajes como el banquero francés Pascal Lamy, de que en el mundo moderno no existen barreras proteccionistas que puedan mantenerse a perpetuidad", puntualiza Lidové Noviny.

El diario económico Hospodárské Noviny publica en su portada un análisis del crecimiento récord de la economía checa. El rotativo escribe:

"Sólo nueve países de la Unión Europea pueden enorgullecerse de haber registrado en la última década por lo menos un año con el crecimiento económico del seis por ciento o más. La semana pasada se ha incorporado al club de las pujantes economías también la República Checa".

"Irlanda, Estonia o Letonia mantuvieron el elevado crecimiento durante mucho tiempo. Los polacos o los húngaros gozaron del mismo uno o dos años después de las reformas y seguidamente regresaron a un ritmo más débil. En las condiciones checas, el crecimiento del seis por ciento representa un resultado extraordinario Si hacemos una comparación a nivel europeo, ya no parece tan excepcional. El récord continental de la última década es el crecimiento del 11,7 por ciento, registrado en Irlanda en 1997", señala Hospodárské Noviny.

"A la República Checa llegaron el año pasado seis millones y medio de turistas". Bajo este título escribe Mladá Fronta Dnes:

"Los turistas de Corea son nuestra nueva esperanza", sostiene el director de marketing de la mayor cadena hotelera checa Orea Hotels, Milan Pavelka. Precisamente los visitantes de Corea del Sur y de Japón representan el grupo de turistas cuyo número está creciendo más rápidamente.

El titular del Ministerio para el Desarrollo Local, Radko Martínek, adelantó que este año su departamento participará en 34 ferias de turismo donde presentará a la República Checa a través de campañas especiales.

Los caprichos del tiempo siguen acaparando la atención de la prensa checa. En el diario Právo leemos: "Marzo es muy frío este año y por el tiempo primaveral tendremos que esperar hasta finales de mes cuando las temperaturas diurnas alcancen diez grados sobre cero".

Mladá Fronta Dnes señala que del prolongado invierno se alegran en la capital checa sólo los animales polares del zoológico de Troja, como alces, renos, osos y lobos.

14-03-2006