10-05-2006

Martina Navrátilová (Foto: CTK)Martina Navrátilová (Foto: CTK) Mladá Fronta Dnes publica en su portada la foto de la célebre tenista Martina Navrátilová que ilustra un artículo en el que leemos:

"Emocionada y temblando entraba ayer la legendaria tenista Martina Navrátilová en las canchas de Stvanice, en Praga. Se trata de un regreso después de veinte años. Por última vez allí jugó frente a Hana Mandlíková, en 1986, ya con la ciudadanía estadounidense".

Lidové Noviny destaca en primera plana que los diputados checos después de largos trece años y apenas tres semanas antes de las elecciones limitaron sustancialmente su inmunidad. De la misma se beneficiarán sólo mientras que ejerzan su mandato.

En sus páginas interiores Lidové Noviny explica que las normas especiales que concedían protección especial a los legisladores empezaron a nacer en Europa en el siglo XVII. Los derechos de los diputados no estaban todavía definitivamente estipulados y los legisladores necesitaban protección ante las intervenciones del monarca. Según algunos especialistas, la amplia inmunidad de los diputados y senadores checos no tiene sentido en condiciones de un Estado democrático.

Los diarios informan que el café praguense Slavia se convirtió ayer, en el marco del Día de Europa, en Café d´Europe. Sobre el futuro de la Europa unida discutieron frente a una taza de café el primer ministro Jirí Paroubek, el ex presidente Václav Havel, el eurocomisario Vladimír Spidla, eurodiputados y varios diplomáticos. No faltaron artistas o estudiantes.

Václa Havel y Cyril Svoboda (Foto: CTK)Václa Havel y Cyril Svoboda (Foto: CTK) El rotativo Právo señala que Václa Havel leyó su texto en el que reflexionó sobre el aporte de Europa al mundo. "Europa, como si introdujera en la vida de la Humanidad la categoría del tiempo, de la Historia, descubrió la noción de la evolución y después lo que se llama progreso", afirmó el ex presidente. Al mismo tiempo exhortó a Europa a hacer un alto en el camino y reflexionar sobre sí misma.

Havel no dejó de recordar que en el Castillo de Praga debería ondear siempre la bandera de la Unión Europea. "Visité muchas sedes de jefes de Estado en Europa y siempre allí ondeaba. Entonces no sé por qué no podría ser así también en este país", dijo. Según el presidente de la República, Václav Klaus, no hay motivo para que en la sede presidencial en el Castillo de Praga ondee permanentemente la bandera de la UE.

Právo recuerda que el debate frente a una taza de café acerca de la Unión Europea se celebró por iniciativa de la presidencia austríaca simultáneamente en 27 cafés de 27 metrópolis de Estados europeos. Su objetivo era mostrar la variedad literaria y culinaria de Europa. Además del café, los huéspedes pudieron disfrutar de especialidades dulces típicas para cada uno de los 27 países.

10-05-2006