23-05-2006

" Los partidos no saben como atraer a los jóvenes". Así se titula un artículo publicado por Hospodárské Noviny en el apartado dedicado a los comicios parlamentarios checos.

El rotativo puntualiza que están en juego no pocos votos. Según los datos de la Oficina Checa de Estadística, los primeros votantes entre los 18 y los 21 años representan más de 530 mil votos.

Y Hospodárské Noviny ofrece a los lectores la siguiente comparación:en la República Checa hay ocho millones de electores y la mitad de ellos suele ir a las urnas.

El diario matiza que los sondeos y las opiniones de los expertos ponen de manifiesto que los políticos no saben atraer a los jóvenes. La socióloga Jana Hamanová afirma:"Los jóvenes tienen la sensación de que las elecciones no son importantes para su futuro".

El politólogo Josef Mlejnek opina que más ofertas ha planteado a los jóvenes el Partido Comunista de Bohemia y Moravia al colocar en sus vallas de propaganda electoral el mayor número de temas que atañen a los jóvenes, como las tasas escolares y un acceso más fácil a la vivienda.

Mlejnek considera que por el contrario, el Partido Socialdemócrata Checo lo tiene difícil al intentar atraer a los jóvenes: la gente recuerda como el primer ministro socialdemócrata Paroubek mandó dispersar la fiesta de la música tecno CzechTek.

Foto: CTKFoto: CTK En las portadas de los principales diarios checos aparecen hoy fotos de las eufóricas celebraciones de la victoria de los independentistas en Montenegro. Lidové Noviny acompaña la foto de portada con el siguiente texto:"Los votantes de Montenegro tomaron la decisión: este país balcánico se separará de Serbia y promulgará la independencia". El diario añade que la Unión Europea ha prometido que ayudará al nuevo Estado, el cuadrágésimo quinto en el mapa de Europa.

En las páginas interiores de Lidové Noviny el analista Lubos Palata se muestra muy escéptico:

"Los montenegrinos celebran. Esperan que sin Serbia su situación mejore. La experiencia checa y eslovaca dice que no es así. Nadie ganó con el reparto de la Federación Checoslovaca a la que los políticos checos comparan la última división yugoslava".

Echemos una ojeada a los suplementos de los rotativos checos. "En Cuba causa revuelo la serie televisiva sobre un bisexual". Bajo este título escribe el rotativo Právo que la serie de la televisión cubana "La otra cara de la luna" tiene sólo cinco capítulos, pero a pesar de ello despierta una extraordinaria atención. El protagonista de la telenovela, Yaser, después de años de la vida "normal" en un matrimonio, acaba por entablar una relación sexual con un hombre.

El autor del artículo Alexandr Petrzelka escribe que en Cuba fue rodada ya en 1993 la célebre película "Fresas y Chocolate" sobre el amor prohibido entre el artista homosexual Diego y el estudiante revolucionario David, nominada un año después al premio Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Sin embargo, la televisión cubana nunca la exhibió. Ahora rompió el tabú del silencio sobre la homosexualidad y los reseñistas alaban a los actores y la telenovela.

23-05-2006