31-07-2006

Photo: CTKPhoto: CTK A un mes de la aplicación de la nueva ley de tránsito, los expertos aseguran que se trata de una medida positiva que salva vidas.

El diario Lidové Noviny publica en primera página una amplia entrevista con el presidente de la Policía, Vladislav Husák, que asegura que en el primer mes de vigencia de la nueva normativa se redujo a la mitad el número de accidentes mortales en comparación con el mismo periodo el año pasado.

"La situación en las carreteras checas se ha calmado mucho. Todos han reducido la velocidad y las estadísticas demuestran una significativa reducción de accidentes", subrayó al periódico Lidové Noviny el presidente de la policía.

A partir del próximo mes los ciudadanos checos tendrán nuevos pasaportes con un chip en el que se encontrarán sus datos personales, informa el rotativo Mladá Fronta Dnes.

De acuerdo con el diario se trata de una medida que podría llegar a complicar la vida de los viajeros, porque los nuevos pasaportes serán tres veces más caros y su entrega tardará mucho más, y en lugares restringidos.

La introducción de los nuevos pasaportes en la República Checa responde a la política de la Unión Europea de lucha contra la falsificación de pasaportes.

El rotativo advierte que los viajeros podrían tener problemas en caso de un desperfecto en el chip. "Si el lector de chips no puede descifrar la información podría sospecharse de que se trata de un documento falsificado", advierte el diario.

Entre las primeras medidas para saber si el chip del pasaporte funciona se piensa instalar un lector electrónico en la entidad donde se entregan los pasaportes. Funcionarios del Ministerio del Interior no descartan algún desperfecto, al tiempo que insisten en que los pasaportes tienen toda la información escrita de manera tradicional y en caso extremo recomiendan que la persona con problemas se dirija al Consulado más cercano.

Photo: CTKPhoto: CTK Más de cuarenta mil jóvenes asistieron el fin de semana al festival de música techno Czech-Tek 2006 que, a diferencia del año pasado, transcurrió sin mayores incidentes, escribe el diario Právo.

Hace un año se libró una batalla campal entre policías y los asistentes a la mayor fiesta de música techno del país. Policías antimotines, cañones de agua, heridos en ambos bandos. Ese fue el escenario de hace un año atrás.

Este fin de semana unos cuatrocientos policías ayudaron a dirigir el tránsito, para que los ocho mil vehículos en que llegaron muchos de los fans del techno dejaran libre el paso para las ambulancias y carros de bomberos.

El periódico Právo subraya que los vecinos de las aldeas cercanas a los terrenos del Ejército en Doupovské hory, donde se celebró el festival, confirmaron que todo transcurrió en calma y sin disturbios.

31-07-2006