05-03-2007

Jan Kaplický (Foto: CTK)Jan Kaplický (Foto: CTK) El diario económico Hospodárské Noviny destaca en su portada que el arquitecto de renombre mundial y de origen checo, Jan Kaplický, es el ganador del concurso para el proyecto de la Biblioteca Nacional en Praga.

El proyecto de su taller Future Systems, parecido a un reluciente pulpo con un enorme ojo, ganó con una gran ventaja, señala Hospodárské Noviny.

El edificio de siete pisos de la biblioteca que tendrá en su acervo diez millones de volúmenes, contará con un sistema robotizado de manejo de libros. El volumen solicitado llegará al lector dentro de cinco minutos.

Hospodárské Noviny puntualiza que Praga tendrá una moderna obra arquitectónica, parecida al Centro Pompidou en París, la Ópera de Sydney, la Biblioteca de Alejandría o el Museo Nacional de El Cairo.

"La República Checa extraerá más uranio que hasta ahora", titula en primera plana el rotativo Lidové Noviny.

"Para garantizar su seguridad energética, la República Checa debería ser más independiente de las fuentes extranjeras de uranio. Esto significa la apertura de minas de uranio, como prevé el documento que deberá aprobar antes de finales de junio el Consejo de Seguridad del Estado", señala Lidové Noviny.

Dicho documento se refiere a la continuación de la extracción en Rozná, en la Meseta Checomorava, la única mina de uranio activa en la Unión Europea, y a la reapertura del yacimiento Hamr, en la comarca de Ceská Lípa.

Sin embargo, el alcalde del pueblo de Hamr dijo a Lidové Noviny que sería una catástrofe ya que en el recultivo de los terrenos devastados por la extracción se han invertido miles de millones de coronas y Hamr quisiera ser una zona de recreo.

Lidové Noviny recalca que al proyecto de reactivar la extracción de uranio se oponen también los ecologistas. Por el contrario, el interés en reanudar la explotación es impulsado por el alto precio del uranio en los mercados mundiales que en los últimos años creció siete veces y seguirá creciendo debido al reducido número de yacimientos.

El diario Právo advierte en su portada de que en la República Checa crece peligrosamente el número de personas que producen clandestinamente la pervitina ya que han descubierto una nueva fuente de materias primas para la obtención de esta droga: son los fármacos que contienen la seudoefedrina. El director de la Central Nacional Antidrogas, Jirí Komorous, explicó a Právo la actual situación:

"Si hace dos años desmantelamos juntamente con otras fuerzas policiales 261 laboratorios caseros, el año pasado ya fueron 416. Los productores han aprendido a obtener la seudoefedrina de Modafen, Nurofen, Paralen Plus y otros fármacos libremente accesibles".

Komorous adelantó a Právo, entre otras cosas, que de 100 pastillas de Modafen que cuestan en la farmacia unos 16 euros, los productores clandestinos obtienen 1 gramo de pervitina que venden por unos 30 euros.

05-03-2007