26-11-2007

Desde el uno de enero próximo los pacientes del sistema de salud checo deberán pagar treinta coronas, alrededor de un euro, por cada consulta médica. Eso ya sa sabe. La novedad es que, según Lidové Noviny, algunos hospitales del país han decidido instalar máquinas automáticas que se encargarán de recibir el dinero y registrar a los pacientes.

Lidové Noviny explica que las máquinas serán similares a las que ya existen en algunos estacionamientos del país, en las que se introducirá el dinero y las que expenderán un comprobante de pago, el que después los pacientes presentarán al médico.

Según el periódico, ya son tres los hospitales en Praga que han decidido instalar estas máquinas automáticas y son muchos más los que están pensando en habilitar esta alternativa.

En el duelo presidencial que se avecina en febrero de 2008, salvo el oficialista Partido Cívico Democrático, que apoya mayoritariamente la candidatura del actual presidente, Václav Klaus, las demás organizaciones políticas con representación parlamentaria auguran una pelea más abierta.

El economista Jan Švejnar aún no acepta oficialmente su candidatura y ya cuenta con una gran cantidad de posibles votantes, de acuerdo a una encuesta que Mladá Fronta Dnes comenta en portada.

Según el periódico, el 88 por ciento de los electores del Partido Cívico Democrático apoyaría a Klaus, pero casi la mitad de los electores de las demás organizaciones, incluyendo los Verdes y el democristiano Partido Popular, ambos oficialistas, daría su voto a Švejnar, por lo que de aceptar éste su candidatura, se prevé una interesante batalla electoral.

El matutino Právo advierte en portada de las inclemencias metereológicas que se avecinan en todo el país, con frío bajo cero, fuertes vientos e intensas nevadas para los próximos días.

El periódico indica que hay que prepararse para una última semana de noviembre muy invernal, con nevadas que harán subir el nivel hasta en 30 centímetros en las regiones montañosas, y exhorta a los conductores a manejar sus vehículos con cautela.

La banda multicultural Gogol Bordello, precursores del vibrante estilo musical denominado gypsy punk, o punk gitano, se presentó el sábado por la noche a tablero vuelto en el teatro Archa de la capital checa y, según informa Mladá Fronta Dnes, no quedó ningún alma sin bailar.

El vocalista y líder de Gogol Bordello, Eugene Hütz, un ucraniano que hace veinte años huyó con su familia del desastre de Chernobyl y se radicó en los Estados Unidos, desplegó todo su colorido repertorio, por el que ha sido reconocido y aclamado por la crítica mundial, en un espectáculo que electrizó a los asistentes, sentencia el periódico.

26-11-2007