27-11-2007

“Ex primer ministro bombardearía Irán en caso de necesidad”, “Crítico del ecologismo Patrick Moore visita Praga” y “Descubiertas tumbas de legionarios checoslovacos en Rusia”. Estos son algunos de los temas del resumen de la prensa checa¨.

El ex primer ministro y ex líder del Partido Socialdemócrata, Miloš Zeman, causó un shock a los adversarios del radar estadounidense, resalta en portada el diario Právo. Zeman confirmó que está en contra de la ubicación de un sistema de defensa antimisil estadounidense en territorio checo, ya que innecesariamente provocaría a Rusia. Agregó, no obstante, que más eficiente que un radar sería un ataque aéreo contra las eventuales rampas lanzacohetes iraníes.

Zeman calificó Irán como un país terrorista y a su presidente como un loco. Declaró que rechaza los movimientos pacifistas que son contraproducentes, como pudieron convencerse los checos muchas veces en el pasado. El ex líder socialdemócrata se reunió con representantes de la iniciativa No a las bases antes de salir a Budapest donde se celebra el Foro Político Mundial, precisa Právo.

El matutino Lidové Noviny informa sobre la visita del ex miembro de la organización ecologista Greenpeace Patrick Moore, que actualmente se cuenta entre los mayores escépticos en cuanto a la influencia del hombre en el calentamiento global se refiere. El canadiense, de 60 años de edad, vino para encontrarse con el presidente checo, Václav Klaus.

Patrick Moore es partidario de la energía nuclear y aboga por la reducción del consumo de carburantes fósiles porque contaminan el aire. En una conferencia que dio en la universidad técnica de Praga comparó la influencia de las emisiones de dióxido de carbono en el calentamiento global con la relación entre el consumo de helado y los ataques de tiburones contra el hombre.

“Cuando hace calor, la gente come más helado, pero también se baña más en el mar y puede convertirse más fácilmente en víctima de un tiburón”, explicó Moore, provocando risa de los presentes.

Mladá Fronta Dnes publica una noticia sobre un hallazgo singular en Rusia. El checo Tomáš Netopil descubrió en Irkutsk, en Siberia, tumbas de 120 legionarios checoslovacos que cayeron en 1918 en combate contra los bolcheviques.

En el lugar se encontraba una estatua que representaba la figura femenina “Čechie”, símbolo alegórico de las tierras checas. En 1960 la derrumbaron los habitantes locales para construir casas de campo. Se ha conservado únicamente el pedestal en el que está grabado el nombre del escultor checo František Bílek, autor del monumento.

Los restos de la estatua sujetan una choza para herramientas y sirven como suelo de una ducha de verano. Sin embargo, Tomáš Netopil logró convencer a las autoridades de Irkutsk para que restauren el monumento según el proyecto original del escultor Bílek.

El diario económico Hospodářské Noviny apunta que las autoridades checas aprenden a comunicarse con los ciudadanos a través de los mensajes cortos. En la aldea de Malenovice, en la sierra de Beskydy, al noreste de la República Checa, los SMS al móvil ya han sustituido los anuncios tradicionales a través de los altavoces instalados en la calle.

27-11-2007