Velocidad máxima será de 50 km por hora en Praga

22-12-2009

La prensa checa de este martes informa, entre otras cosas, sobre la unificación de la velocidad máxima de la circulación en Praga, comenta el discurso de Raúl Castro en el que aseguró que Cuba seguirá por el camino socialista, y la elección del mejor futbolista checo de la temporada otoñal.

Los conductores tendrán que circular con más precaución por Praga a partir de enero. La velocidad máxima será de 50 km por hora casi en toda la ciudad, incluyendo los tramos donde hasta la fecha ha sido permitido correr a velocidad mucho más alta, escribe el diario Lidové Noviny.

La policía no está dispuesta a tolerar ningún período de transición respecto a la introducción de la nueva regla y castigará a todo exceso de velocidad desde el 1 de enero, advierte el rotativo.

El que supere la velocidad levemente, será sancionado con dos puntos y tendrá que pagar una multa de mil coronas (unos 39 euros). Infracciones más graves serán multadas con cinco puntos penales y hasta diez mil coronas.

Raúl Castro, foto: ČTKRaúl Castro, foto: ČTK Con el proyecto de desaceleración del tráfico en las calles de Praga, la Alcaldía busca reducir el ruido en la capital, ya que hace frente a varias denuncias por el sobrepaso de los límites de ruido permitidos en las zonas urbanas.

Raúl Castro desiste de los cambios, menciona el diario Právo. El presidente de Cuba defraudó la esperanza de los cubanos que las reformas iniciadas en febrero, con cierto perfil proempresarial, podrían mejorar la situación económica de la Isla.

La crisis mundial obligó a Cuba a mejorar la planificación y reforzar las inversiones de exportación a expensas de la importación, señala el periódico.

Sin embargo, Castro afirmó que Cuba seguirá adelante con el modelo socialista. “No podemos precipitarnos, ni improvisar. Los cambios tienen que reforzar la sociedad socialista”, subrayó el político.

Petr Čech, foto: Filip Jandourek / ČRoPetr Čech, foto: Filip Jandourek / ČRo Petr Čech triunfó en la parte otoñal en el concurso Balón de Oro para el mejor futbolista checo otorgado por los periodistas del país, escribe Sport.

El portero, que milita en el Chelsea inglés, ganó con una ventaja de 108 puntos por delante del centrocampista Jaroslav Plašil, del FC Girondins de Burdeos, y 164 puntos por encima del delantero Milan Baroš, del Galatasaray turco.

La ventaja del portero no es tan clara y en la segunda parte de la temporada 2009/2010, Plašil tendrá grandes posibilidades de borrarla y triunfar en el concurso, opina el diario. El Balón de Oro será otorgado en una gala que se efectuará en agosto próximo.

22-12-2009