Un concierto explosivo bajo la batuta de Manuel Hernández-Silva

27-01-2017

“Será un concierto explosivo”, con estas palabras define el prestigioso director de orquesta Manuel Hernández-Silva la actuación que dará el próximo lunes en Praga con la Orquesta Sinfónica de la Radio Checa, que ofrecerá un programa de música española y latinoamericana.

Manuel Hernández-Silva es uno de los grandes directores del momento con una amplísima trayectoria musical internacional. Es director titular de la Orquesta Filarmónica de Málaga, que se ha transformado en una de los mejores de España.

Manuel Hernández-Silva, foto: archivo ed SOČRManuel Hernández-Silva, foto: archivo ed SOČR En esta ocasión, Hernández-Silva se ha trasladado de Málaga a Praga para dirigir a la Orquesta de la Radiodifusión Checa (SOČR) en un concierto que tendrá lugar en la Casa Municipal de Praga el próximo lunes.

La pasión de Manuel Hernández-Silva por la música empezó cuando todavía era un niño. Gracias a su profesor de nacionalidad checa descubrió el amor por la música y por la República Checa, según dice.

“En un colegio que tiene que ver mucho con la República Checa, porque era el colegio de Emil Friedman de Caracas. Era un maestro violinista y educador, un humanista nacido en la República Checa, en Praga, que llegó a Venezuela en 1945 huyendo de la guerra. Fundó un colegio maravilloso en Caracas, se quedó allí y fue como nuestro abuelo o nuestro padre. Desde muy pequeño nos inculcó mucho el amor por la música clásica y el amor por este país. Por eso yo me encuentro tan a gusto cuando vengo a esta tierra”.

Así fue como el director comenzó a estrechar lazos con este país. Hernández-Silva no ha dejado de visitar la República Checa desde el año en que lo hizo por primera vez.

“Creo que fue por el año 2000 cuando empecé a venir a la República Checa con regularidad. Tengo a mi representante para la República Checa que es de Praga, el Sr. Lubomír Herza, un hombre además muy ligado a esta casa, a la Radio Checa. Fue un violonchelista de esta orquesta (SOČR) y hoy es un gran promotor de la música clásica. Es el que programa el festival de Český Krumlov. Con él vengo regularmente a la República Checa”.

Una noche hispanoamericana

Los medios checos han calificado la velada que el director ofrecerá el próximo lunes en Praga como “la noche hispanoamericana”. Una representación de la música más temperamental, donde el público tendrá la oportunidad de conocer el carácter latinoamericano a través del programa escogido.

Manuel Hernández-Silva, foto: Marta GuzmánManuel Hernández-Silva, foto: Marta Guzmán “Cádiz, La Habana y de la Habana al continente desde México hasta la Patagonia. Todo compartiendo una música muy afín: huapangos, los seis por ocho, las milongas, el tango, las habaneras. Todo eso es ese gran viaje que se hace a través de esta música. La primera parte de marcado carácter español-europeo y la segunda parte con un marcado acento americano. Creo que esas dos orillas están muy bien representadas en el concierto de este lunes próximo”.

Los asistentes podrán presenciar un viaje a través de la música: la melodía tanto de la cultura española como de la americana. El director nos explica de dónde surgió la idea de realizar un concierto de estas características.

“Esta propuesta vino por parte de la orquesta, porque siempre que había venido había dirigido programas de Tchaikovsky, Mozart, Dvořák, etc. También hice un Carmina Burana con ellos. Programas de corte del gran sinfonismo tradicional. Me dijeron: “Ya que usted nació en Venezuela y que usted es también español y ostenta las dos nacionalidades y ambas culturas ¿por qué no nos hace un programa de estas características?”. A mí me encantó la idea. Este es un largo programa de música absolutamente explosiva, para los checos muy exótica”.

Se trata de un programa con música muy dinámica que contrasta con el que ofrecerá con la misma orquesta apenas unos meses después, en el marco del festival de Český Krumlov.

“Máximo cada dos años estoy aquí. Ahora volveré en el mes de julio al festival de Český Krumlov a dirigir un programa con esta Orquesta de la Radio (SOČR), que es una orquesta para mi muy querida. Es la cuarta o quinta vez que vengo a trabajar con ellos”.

La influencia de los compositores checos

Manuel Hernández-Silva ha dirigido casi todas las sinfonías de Dvořák. Considera que es el compositor que abre la puerta a todo el nacionalismo checo posterior con Smetana y Martinů.

Manuel Hernández-Silva en entrevista con Freddy Valverde, foto: Marta GuzmánManuel Hernández-Silva en entrevista con Freddy Valverde, foto: Marta GuzmánEn el programa que la Filarmónica de Málaga preparará para la próxima temporada se encuentra la Sinfonía Número 4 de Bohuslav Martinů. El director nos habla acerca de la influencia que han ejercido los compositores checos en su carrera. Bromea diciendo que no podría decidirse por uno, del mismo modo que un checo no podría elegir cuál es su cerveza favorita.

“Gracias a esa relación que tengo con este país me he dedicado a bucear en todo este repertorio partiendo del inicio, de lo que es esa gran puerta del s.XIX que fue Dvořák, todavía inspirado con lo que él había aprendido de los maestros anteriores. Él abre esa puerta, ese nacionalismo checo donde se agarrarían los compositores posteriores para formar toda esta escuela maravillosa. Cuando hablo de Martinů siempre hablo de un impresionismo checo, porque no es una música solamente expresiva, que lo es mucho, con un color muy especial. Eso a mí me resulta fascinante”.

"Llevo a España en mi alma y a Venezuela en mi corazón"

Hernández-Silva tiene el corazón dividido entre España y Venezuela. Actualmente, el músico trabaja y vive en España, país por el que siente un gran cariño.

El concierto que Manuel Hernández-Silva ofrecerá junto con la Orquesta de la Radio checa tendrá lugar en la Casa Municipal de Praga (Obecní dům) el próximo lunes 30 de enero.

“Yo estoy en casa en España. Tengo la suerte de haber crecido en una familia en la que a España siempre se le consideró como nuestra madre patria. Yo soy Hernández y tengo un pedazo de zeta en el apellido del que no puedo divorciarme. Llegué hace muchos años a España y hace muchos años que tengo la nacionalidad española. Conozco España de cabo a rabo y me encuentro muy a gusto. He vivido la mayor parte del tiempo en Andalucía, entré a España por la puerta de Murcia, por el Mediterráneo. Disfruto muchísimo de toda España porque trabajo mucho también en el norte, con las orquestas del norte. En cada parte de España me encuentro un rincón de Venezuela. Cuando estoy en Andalucía me recuerda a parte de una Venezuela que yo viví. Cuando voy al norte y estoy en Galicia también respiro un poquito de Venezuela porque oigo el acento de los gallegos y en Galicia todo el mundo tiene un tío, un primo o un abuelo en Venezuela. Me voy encontrando a Venezuela en cada rincón. Siempre digo que llevo a España en mi alma y a Venezuela en mi corazón o al revés también me vale. Son esas dos mitades, representando a esas dos orillas en el concierto. Debo ser uno de los directores más propicios para un concierto de estas características, porque yo verdaderamente me siento de ambas orillas”.

Su intenso calendario se mantendrá en los sucesivos meses de febrero y marzo donde, además de sus compromisos como titular en la Orquesta Filarmónica de Málaga, tendrá lugar su debut con la Orquesta Sinfónica de Biel-Solothurn, Suiza, donde de nuevo la música española tendrá una importante presencia.

27-01-2017