Acoso sexual en la República Checa

15-01-2004

La definición de acoso sexual aprobada por la Cámara de diputados checa sostiene que se trata de "un comportamiento de carácter sexual, que no sea deseado y que la víctima lo perciba como un condicionante hostil para su trabajo, convirtiéndolo en algo humillante". A partir del Primero de marzo los patronos checos deberán tomar en cuenta esta nueva legislación, que todavía ratificará el presidente de la República. La medida fue saludada por el sector más afectado, o sea las mujeres, frecuentes víctimas de acoso sexual en los centros de trabajo. Muchos de los detractores advierten que a lo único que se oponen es al hecho de que el acusado debe demostrar su inocencia, independientemente de la existencia de pruebas contundentes en su contra. Es por ello que algunos sexuólogos advierten que la normativa podría ser utilizarla por algunas personas para vengarse de sus superiores o rivales, por lo que alertan ante tal eventualidad. Ya que el remedio podría ser peor que la enfermedad.