Aquí hay gato encerrado

21-03-2002

A pesar de las declaraciones en torno a la preocupación por la violación de los derechos humanos en Cuba, la República Checa no presentará este año una resolución de condena en Ginebra. La versión oficial sostiene que después de presentar resoluciones de condena en tres oportunidades, la cuarta necesita de un mayor consenso internacional, por parte de la Unión Europea y/o de los países latinoamericanos. El gobierno de Praga, y para sorpresa también la oficina presidencial, aseguran que se sumarán a todas las actividades pro Derechos Humanos y que impulsen la democracia en la Isla, pero que no serán ellos los promotores. La ambigua postura de la República Checa sorprendió a los grupos disidentes cubanos en el exterior y en la Isla que se limitaron a decir parece que aquí hay gato encerrado.