El "hombre araña", la envidia de los políticos

06-06-2002

En el deporte se suele decir "que gane el mejor". Lo mismo no se aplica en la política por razones obvias. No obstante, en la campaña electoral para los comicios generales checos, los líderes tratan de vender su mejor imagen y se comprometen a realizar hazañas de superhéroes, como en las tiras cómica. "En caso de que vote por nosotros las familias recibirán mayores subsidios, la juventud tendrá mejor educación, los ancianos una vida digna y todos pagarán menos impuestos", pregona por doquier. No obstante, eso no es suficiente, los políticos quieren popularidad a tal punto que hasta envidian la fama que disfruta actualmente el "hombre araña" en los cines del mundo. Si bien no han llegado a los disfraces, muchos llegan al ridículo con tal de llamar la atención de los electores. Para muestra un botón: las cuñas de radio y televisión son un comprimido de demagogia y mal gusto que ofende a toda criatura inteligente. Las elecciones las ganará alguien, porque de otra manera no puede terminar la contienda, pero no será como en el deporte, donde por lo general gana el mejor.