El mucho pregunta....

28-03-2002

Según informaciones del Banco Mundial y la Unión Europea entre otros, los funcionarios públicos se sitúan entre los más corruptos. Lo triste es que cuando los políticos escuchan semejantes aseveraciones suelen responder: "En caso de que hablen de corrupción presenten pruebas" y no vuelven a interesarse por el tema. Pero con el hecho de dejar de hablar de un problema éste no desaparece. Las elecciones parlamentarias están golpeando a las puertas y todo parece indicar que la lucha contra la corrupción no es el mejor tema para ganar votos.