¿Y el espíritu deportivo?

04-04-2002

Jaroslav Hrebík, entrenador del Sparta, Foto: CTKJaroslav Hrebík, entrenador del Sparta, Foto: CTK La violencia de los hinchas del fútbol se ha convertido en un asunto cotidiano en más de un país europeo. En la República Checa semejantes manifestaciones eran desconocidas hasta la semana pasada. Un grupo de hinchas del Sparta de Praga interceptó el autobús que transportaba a los jugadores después de un partido y trataron de lincharles por haber sufrido una fuerte derrota en el campo de juego. Si bien la sangre no llegó al río, los jugadores reconocieron haber sufrido un fuerte "shock" y aseguran que temen por la seguridad de sus familias. La dirección de Sparta de Praga ha pedido protección a la policía, lo que crea una situación sin precedentes en la historia deportiva de la República Checa. El espíritu deportivo aparece raramente en las canchas, y todo parece indicar que también se aleja de la sociedad en general.