Desde una celda simbólica los checos pidieron libertad para los presos políticos cubanos

31-03-2004

Una celda simbólica que representaba las prisiones cubanas fue instalada en la céntrica Plaza Venceslao, en Praga, por la organización humanitaria checa "Hombre en Emergencia". En la misma se encerraron 75 personalidades checas, permaneciendo cada una de ellas una hora en el interior de la celda en nombre de cada uno de los 75 presos políticos cubanos encarcelados hace un año.

Una celda simbólica, foto: Freddy ValverdeUna celda simbólica, foto: Freddy Valverde La República Checa, un país poscomunista centroeuropeo que vivió también en carne propia las arbitrariedades de la dictadura comunista mantiene un campaña constante de solidaridad con los familiares y los presos políticos cubanos. Muestra de ello fue la actividad convocada por la organización humanitaria "Hombre en Emergencia"

Tras su intervención en Ginebra, ante la Comisión de la ONU para los DD.HH., el ministro de RR.EE. de la República Checa, Cyril Svoboda, viajó directamente a la Plaza Venceslao, en Praga, a expresar su solidaridad con los presos políticos cubanos.

"Es necesario alertar sobre lo mal que está la situación de los DD.HH. en Cuba, y subrayar que la campaña que ha tenido lugar en Praga, es correcta porque es una expresión de solidaridad espontánea y democrática".

Simon PanekSimon Panek El canciller checo rechazó rotundamente el ataque de ministro cubano de RR.EE. Felipe Pérez Roque, quien en Ginebra calificó a la República Checa de lacayo de EE.UU.

"La denuncia de la violación de los DD.HH. es parte inseparable de la política exterior de la República Checa, por lo que continuaremos alertando sobre la falta de libertades en Cuba, en Birmania y en otras partes del mundo" subrayó el ministro de RR.EE. Checo, Cyril Svoboda.

En un calabozo simbólico, instalado en la Plaza Wenceslao, en el centro de Praga, se encerraron 75 personalidades checas, permaneciendo cada una de ellas en el interior de la celda una hora en nombre de cada uno de los 75 presos políticos cubanos encarcelados hace un año.

El primer preso simbólico, fue el director de la sección de derechos humanos de la organización humanitaria "Hombre en Emergencia" Simon Panek.

"Nosotros aquí en Praga, lejos de Cuba, lo que podemos hacer es solidarizarnos con lo presos políticos cubanos y expresarles que estamos con ellos, que pensamos en ellos y que respaldamos el proceso pacífico de democratización iniciado en la Isla".

Por su parte, el alcalde mayor de Praga, Pavel Bém, recordó que la Plaza Venceslao, donde se instaló el calobozo simbólico fue en el pasado escenario de multitudinarias manifestaciones por el respeto de los DD.HH

Petr Pithart, foto: Freddy ValverdePetr Pithart, foto: Freddy Valverde "Aquí, en la Plaza Venceslao, donde hace 15 años tuvieron lugar grandes manifestaciones por el respeto de los DD.HH. en la antigua Checoslovaquia, expreso mi solidaridad a los presos políticos, a sus familiares y a todos los que buscan un cambio demócratico en Cuba".

El diputado checo Petr Bratský fue la última personalidad checa que durante una hora se encerró en el calabozo simbólico que durante 75 horas estuvo instalado en la céntrica plaza Vencesalao de la capital checa.

"A partir de este momento la celda que simboliza las prisiones de Cuba ha quedado vacía, y ese es nuestro deseo aquí en la República Checa, que el régimen del presidente Castro deje en libertad a todos los prisioneros políticos".

La campaña de solidaridad con los presos políticos terminó, con una manifestación pacífica en las cercanías de la embajada de Cuba en la República Checa.

31-03-2004