La República Checa no presentará resolución pero defiende protección de DD.HH en Cuba

27-03-2002

Durante tres años consecutivos la República Checa presentó ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU una resolución de condena contra Cuba, no obstante este año sorpresivamente anunció que no lo hará.

La política ha tenido, tiene y tendrá una serie de misterios y muchas veces se recorren laberintos. A los ciudadanos de a pie se les oculta mucha información y lo que sale a la luz muchas veces es enredado y confuso.

Algo así se puede percibir actualmente en algunos protagonistas que tendrán un papel decisivo en torno a la resolución que se presentará en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

La República Checa abandonó un puesto muy visible en la política internacional, después de pelearse como un león en años anteriores. Todos se han preguntado, ¿por qué?

Si bien no tenemos respuesta clara a esa pregunta, que entra en los intereses de la política internacional superior, podemos decir que no se trata de una casualidad o de un mal cálculo por parte del Gobierno o del Ministerio de Relaciones Exteriores checos.

La versión oficial presentada por el viceministro de Relaciones Exteriores checo, confirmó la decisión de la República Checa no presentará este año la resolución, pero insistió en que eso no significa que en Cuba se haya registrado algún avance en el respeto de los derechos humanos.

El viceministro de RR.EE., Pavel Vosalik, subrayó que la República Checa presentó ya en tres oportunidades resoluciones de condena contra el régimen castrista y que sigue preocupada por la situación en la Isla.

"Nos sigue preocupando mucho la situación de los derechos humanos en Cuba, así como la postura cubana en torno al cumplimiento de las conclusiones de la Comisión de la ONU. Pero debo decir que se trata de un asunto que debe ser consultado con todos los miembros de la ONU y con los miembros de la Comisión".

 

Es sabido que la República Checa envió una avanzadilla a varios países latinoamericanos con el fin de anunciar su cambio de postura en torno a la propuesta de resolución por la violación de los Derechos humanos en Cuba.

Los emisarios checos, uno de la Presidencia de la República y otro de la Cancillería, anunciaron -según informó la prensa checa- que este año Praga no presentaría el proyecto de resolución, pero adelantaron que la República Checa continuaría apoyando el respeto de los derechos humanos en la Isla.

La postura oficial de la Presidencia de la República coincidió con la del Ministerio de Relaciones Exteriores, también dijeron que los checos habían presentado propuestas en tres ocasiones y que realmente no era el único país interesado en el respeto de las libertades en Cuba. "Tan solo somos un cuadrito del mosaico de países e instituciones que se preocupan por la defensa de los derechos humanos.

Volviendo al tema de la "gran política" podemos decir que la postura de la República Checa resulta ahora un tanto comprensible después de que ha salido a la luz el papel protagonista que en esta oportunidad pueden desempeñar países latinoamericanos como México, Perú y Argentina.

Fuentes diplomáticas acreditadas en Praga, y que pidieron anonimato, resaltaron que si bien la lucha por la defensa y protección de los derechos humanos son un asunto universal, el hecho de que países latinoamericanos sean este año los encargados de portar esa bandera de lucha -con el respaldo de Europa- tiene un gran significado.

27-03-2002