Disfrute de la tranquilidad de la ciudad de Podebrady

10-05-2003

La ciudad de Podebrady, situada a unos 50 kilómetros de Praga, es conocida, sobre todo, por dos cosas. Primero, es generalmente aceptado que ahí nació uno de los más renombrados reyes checos, Jorge de Podebrady. La ciudad es, además, un destacado balneario.

La ciudad de Podebrady fue fundada en 1224 en una ruta importante que unía Praga con Bohemia Oriental y Polonia, cerca del lugar donde el camino cruzaba el río Elba. Según algunas explicaciones, ese vado dio el nombre a la ciudad: 'Pode brody', es decir 'debajo de los vados'.

Hay quienes dicen, por otra parte, que el nombre se lo merecieron los habitantes por la larga barba que solían llevar. 'Pode bradu', quiere decir que a los hombres la barba les llegaba hasta debajo de la barbilla.

Uno de los más conocidos reyes checos, Premysl Otakar II, nació cerca de Podebrady. Su madre, la reina Kunhuta, no consiguió llegar a tiempo a Praga para dar la luz ahí. Cuando creció, Otakar Premysl II se enamoró de la ciudad, donde hizo construir un castillo de piedra.

En la actualidad, todos ponen la ciudad en relación con el rey Jorge de Podebrady, que pasó a ser el personaje más destacado de esa localidad. Jorge de Podebrady fue el primer soberano que se esforzó por fundar una unión para la paz entre los países europeos. Ese excelente diplomático, conocido como el rey de los husitas, movimiento reformador de la Iglesia del siglo 15, otorgó a la ciudad el fuero real. Aunque Jorge es considerado como oriundo de Podebrady, la etnógrafa del museo local, Jana Hrabetová, señaló que no se sabe donde el rey nació exactamente.

"Por desgracia, ninguna fuente fidedigna lo puede confirmar, a pesar de que Frantisek Palacký, considerado como una autoridad en cuanto a la historia, indicaba que Jorge había nacido en Podebrady. Las más antiguas menciones comprobadas sobre el nacimiento del rey provienen de la época posterior a su muerte y difieren mucho en cuanto a la especificación de su ciudad natal".

Algunos historiadores dicen que Jorge nació en otras localidades de Bohemia, otros sostienen incluso que nació en Moravia, agregó la etnógrafa.

"Lo cierto es que Jorge pasó su juventud en Podebrady en una época agitada por las guerras de los husitas. Él nació cuando las guerras empezaron, en 1420, y de todas formas en esta ciudad se inició su vertiginosa carrera política".

Como hemos señalado con anterioridad, la ciudad de Podebrady es conocida, sobre todo, como balneario...

En el siglo 17, un balneario pequeño fue fundado en esa localidad. Su fuente curativa se caracterizaba por ser una de las mejores aguas férreas de toda la región. La etnógrafa del museo local, Jana Hrabetová, indicó que, según dice una leyenda, en 1496, los mineros de Kutná Hora se sublevaron y diez de ellos fueron ejecutados cerca del lugar donde brota la fuente mineral.

"La gente creía que esa fuente con agua férrea contiene sangre milagrosa, que es la sangre de los mineros inocentes, ya que el gran contenido de hierro creó una capa roja alrededor de la fuente".

La gente creía que los insurrectos fueron condenados injustamente, y hasta hoy día corren rumores de que los mineros subieron al degolladero un día despejado, pero tras la ejecución, el cielo se nubló y llovió nueve días y nueve noches.

Los balnearios pequeños desaparecieron con el tiempo, pero en 1905, una fuente mineral con excelentes efectos curativos fue encontrada directamente en el patio del palacio de Podebrady y tres años más tarde fue reanudada la tradición balnearia de esa localidad, que es saludable, principalmente para el corazón, los vasos y la circulación sanguínea en general.

En la actualidad, la urbe tiene unos ocho mil habitantes, pero durante la temporada alta otras ocho mil personas vienen en busca de las aguas minerales curativas. Los visitantes pueden ubicarse en numerosos hoteles, situados en la ciudad, como por ejemplo, en el hotel Bellevue - Tlapák.

El hotel es un complejo compuesto de tres edificios, situado en una avenida en el centro de un parque. Los visitantes tienen a su disposición pistas de tenis, squash, bowling, o pueden jugar al golf, así como aprovechar paseos en carruajes y tomar cursillos de cabalga.


Pero, estando en una ciudad balnearia, los huéspedes, sobre todo, pueden disfrutar de sus bondades curativas. Los respectivos tratamientos los precisó la empleada del hotel, Gabriela Vánová.

"El baño carbónico representa el eje principal de la curación. Es un baño pasivo donde las burbujas cubren en 20 minutos el cuerpo de la persona. A través de la piel se absorben por el organismo mejorando de esa forma la circulación de la sangre y estimulando el funcionamiento del corazón. Ese tratamiento es idóneo para bajar la presión sanguínea".

Cada visitante puede probar asimismo el agua mineral. En la ciudad de Podebrady se halla sólo una fuente, pero con diferentes niveles del contenido de dióxido de carbono. El agua que brota de la fuente no es caliente, como en otros balnearios, sino fría, y reduce el nivel del azúcar en la sangre. Según explicó Gabriela Vánová, no existe una dosificación recomendada. Simplemente, cuanto más beban, mejor. ¿Qué más ofrecen en las instalaciones del hotel Bellevue?

"Otro baño es el 'floating', o el 'Mar muerto' que tiene efectos beneficiosos para quienes padecen de dermatosis o la reducida capacidad de movimiento. En el agua se pone tanta sal que es casi idéntica a la del Mar muerto, así que es tan espesa que es imposible sumergirse en ella".

Gabriela Vánová agregó que, además de la electroterapia, los hidromasajes y las inhalaciones, se ofrecen en el hotel también terapias con música.

"Es una cama fabricada de una madera especial, dentro de la cual están montados 27 altavoces, que funcionan en base de la acupunctura. Se pone la música de relajación y la cama empieza a vibrar masajeando al cuerpo con los tonos".

10-05-2003