El Niño Jesús vuelve a abrir su oficina en Boží Dar

17-12-2016

Miles de cartas y postales con sellos de todo el mundo llegan año tras año a Boží Dar, el municipio más alto de la República Checa. El motivo es la presencia de la oficina de correos del Niño Jesús, que recibe a lo largo del año las cartas de Navidad de los niños checos. En la nueva edición de 'Radioviajes' les invitamos a conocer la historia de este mágico lugar, situado en el corazón de los Montes Metálicos ('Krušné hory'), en Bohemia del Oeste

Boží Dar, foto: Ondřej Žváček, CC BY-SA 3.0Boží Dar, foto: Ondřej Žváček, CC BY-SA 3.0 Fuertes vientos, lluvias y en estas fechas también unas salvajes nevadas caracterizan el duro clima del municipio de Boží Dar, situado a 1.028 metros sobre el nivel del mar.

Ubicado en una de las zonas más lluviosas y nevosas del país, con la temperatura media anual de 4,5 ºC, hay quienes se preguntan por la razón del poblamiento de ese lugar. La respuesta son los yacimientos de plata y estaño que fueron descubiertos en Boží Dar en el siglo XVI. El creciente número de mineros obligó al príncipe elector de Sajonia, bajo cuyo mando se encontraba en aquel entonces el lugar, a convertir el asentamiento en un municipio.

Jan Horník, foto: CC BY-SA 3.0Jan Horník, foto: CC BY-SA 3.0 Según la leyenda, el príncipe sajón es el responsable por el nombre del municipio de Boží Dar, traducido al español como el “regalo de Dios”, según explicó a la Radiodifusión Checa el alcalde de Boží Dar, Jan Horník.

“El príncipe elector llegó una vez al poblado para visitar a los mineros locales. Le invitaron a sentarse en un sillón de plata que habían preparado para él. El príncipe les dijo: ‘Este metal precioso es vuestro pan, es un regalo de Dios’. De allí surgió el nombre de Boží Dar”.

Boží Dar en 1906, foto: Public DomainBoží Dar en 1906, foto: Public Domain Con la expulsión de los alemanes tras la Segunda Guerra Mundial, Boží Dar perdió la mayor parte de sus habitantes. Mientras que en 1930 contaba con más de 1.000 residentes, en 1947 su número bajó hasta 187.

Pocos años después, Boží Dar perdió también sus derechos de municipio, que no llegó a recuperar hasta 2006. Con 236 habitantes, representa actualmente el tercer municipio más pequeño de la República Checa.

El Niño Jesús recibe en Boží Dar los deseos navideños

Foto: Archivo de ČRo - Radio PragaFoto: Archivo de ČRo - Radio Praga Su ubicación cerca del cielo es tal vez el motivo por el cual opera en Boží Dar la oficina de correos del Niño Jesús. Desde 1994 a partir del 1 de diciembre, sus empleados reciben miles de cartas y postales que franquean con un sello especial y reenvían a sus remitentes.

La mayoría de ellos son niños que escriben al Niño Jesús que es lo que quieren que les deje debajo del árbol de Navidad. Además de teléfonos inteligentes, tabletas y portátiles, los más pequeños anhelan este año principalmente muñecas, pistas de autos de carreras, juegos de construcción y también libros.

Marek Smitka, foto: Archivo de ČRo - Radio PragaMarek Smitka, foto: Archivo de ČRo - Radio Praga La mayor parte de las cartas proceden de la República Checa, pero cada año llegan a Boží Dar unos cuantos envíos mandados desde países lejanos, como Australia, Nueva Zelanda, China, Canadá o Estados Unidos. El remitente más remoto de este año es de Singapur.

Uno de los empleados, Marek Smitka, indicó para la Radiodifusión Checa la cantidad de cartas que la oficina recibió hasta principios de diciembre.

“A lo largo de este año hemos recibido más de 25 kilógramos de correspondencia. Creo que el día de hoy llegarán aproximadamente cinco kilos. Cada día sellamos aproximadamente unas 3.000 cartas”.

En 2015 pasaron por las manos de los empleados del Correo Navideño del Niño Jesús más de 370 kilogramos de correspondencia, aproximadamente 80.000 postales y cartas. A lo largo de los últimos años, la cantidad de la correspondencia registró un descenso, ya que en ciertos períodos se llegaron a franquear más de 500 kilos de cartas.

Los sellos del Niño Jesús cuentan cada año con un diseño diferente, apunta Marek Smitka.

“El tema de este año es un adorno navideño con la inscripción del nombre de la ciudad de Boží Dar”.

Las estampas de todos los sellos, utilizados en las últimas dos décadas en el Correo Navideño del Niño Jesús, se pueden ver en el Museo de Etnografía de Boží Dar.

Los que quieran compartir con el Niño Jesús sus deseos navideños, pueden enviarle su correspondencia hasta el 23 de diciembre. Todas las cartas y postales tienen que llevar un sello, la dirección del remitente y la de la oficina de correos del Niño Jesús: Český Ježíšek, Boží Dar 1, CP 362 62, Boží Dar.

El Camino del Niño Jesús, foto: Archivo de ČRo - Radio PragaEl Camino del Niño Jesús, foto: Archivo de ČRo - Radio Praga Las cartas se pueden entregar también en persona en unos buzones especiales repartidos a lo largo del municipio. De una vez, los visitantes pueden aprovechar su visita para emprender el Camino del Niño Jesús (Ježíškova cesta) que ofrece a los niños y sus padres dos recorridos didácticos de cinco o de 13 kilómetros, amenizados con una serie de tareas entretenidas.

Boží Dar es asimismo un lugar popular entre los aficionados a los deportes de invierno. En sus alrededores se hallan tres zonas de esquí. La más extensa ofrece cinco pistas de 300 metros hasta 1 kilómetro de longitud, con diferentes grados de dificultad. Los que prefieren el esquí de fondo podrán disfrutar de más de 70 kilómetros de pistas.

17-12-2016