En Chequia se protege a los cocodrilos

18-05-2018

Un Zoológico que se especializa en la cría de cocodrilos es posible visitar en el pueblo de Protivín, en Bohemia del Sur.

Casi todas las especies de cocodrilos, gaviales, caimanes y aligátores, 22 de las 23 existentes en total, se pueden ver en la República Checa en el Zoológico de Protivín. Y si llegan a la hora en que a estos animales se les da de comer, el recorrido por el lugar llega a ser más atractivo. Se crían aquí también varias especies de tortugas y serpientes.

El establecimiento, abierto al público hace diez años, promueve asimismo programas de salvación de especies que están amenazadas de extinción. Su objetivo es devolver a los animales amenazados a su hábitat natural, según sostuvo el criador del zoológico, Petr Samek.

Petr Samek, foto : Vojtěch RuschkaPetr Samek, foto : Vojtěch Ruschka ”Este criadero es algo excepcional a nivel mundial. Muy pocos jardines zoológicos disponen de tantas especies de cocodrilos como nosotros”.

Uno de los grandes éxitos del Zoo de Protivín fue que logró reproducir a los gaviales del Ganges, amenazados de extinción. Y fue el primer establecimiento de sus características, fuera de los países del trópico, en alcanzarlo. En mayo de 2017 nacieron en el zoológico 16 gaviales. Actualmente tienen unos 50 centímetros, pero cuando adultos tendrán hasta siete metros de largo. La mayoría de estas crías fue regalada por el Zoológico de Protivín a criaderos y zoológicos en el exterior, dice Petr Samek.

”Nos hemos quedado con tres crías de esos cocodrilos. El resto fue enviado a varias partes del mundo, por ejemplo a Suiza, las Islas Canarias y otros sitios”.

La cría de cocodrilos en Protivín se extiende en un área de unos 2.000 metros cuadrados. En colaboración con otros centros del extranjero, el Zoológico local desea seguir participando en el futuro en la protección y reproducción de cocodrilos amenazados, recalcó Petr Samek.

Foto : Vojtěch RuschkaFoto : Vojtěch Ruschka”La misión de los jardines zoológicos es dar a conocer al amplio público a animales que habitan la Tierra. Pero su tarea más importante consiste en conservar a las diferentes especies animales, sobre todo a las amenazadas de extinción, para que puedan conocerlas también las futuras generaciones. Aquí criamos a cinco géneros de cocodrilos críticamente amenazados y hemos conseguido reproducir a cuatro. Ese es el caso del gavial de Ganges, del cocodrilo siamés, del cocodrilo filipino y del cocodrilo cubano. De este último tenemos el mayor número, debido también a que a estos animales les nacieron aquí 51 crías hasta el presente”.

En Protivín tienen a un cocodrilo marino, supuestamente el más grande en Europa. Es un macho, al que le fue dado el nombre de Golem. Tiene casi cinco metros de largo y pesa alrededor de 600 kilos.

Los visitantes de este zoológico que lo deseen pueden sacarse una fotografía con un cocodrilo. Una determinada parte de las ganancias por estas fotos es aprovechada en los programas de salvación de este animal, así como de sus hábitats naturales en diferentes partes del mundo.

http://krokodylizoo.cz/

18-05-2018