En trineos también se puede competir

16-02-2019

En esta edición del ciclo invernal de Radio Praga hablaremos del centro de esquí Smržovka, donde se encuentra una pista natural para trineos.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů

Miloš Morávek (Foto: Ondřej Tomšů)Miloš Morávek (Foto: Ondřej Tomšů) En la República Checa se practica una gran variedad de deportes invernales. Una de las actividades más populares, tanto en las montañas como en los parques urbanos, es deslizarse en trineo. Sin embargo, no se trata de un deporte solo para niños, el trineo es popular entre los checos de todas las edades. Por ello no es una sorpresa que en el país se encuentren pistas especialmente destinadas a este deporte.

Una de ellas se encuentra en las montañas Jizera al noreste del país. Fue abierta en el año 2016 y es una pista natural, es decir, construida sobre una colina nevada. Tiene cuatro kilómetros de largo.

La pista empieza en la cima de la montaña Černá Studnice y continúa a lo largo de caminos forestales hasta el teleférico Filip en el centro de esquí Smržovka. La pueden usar todos los aficionados al deporte, desde los más pequeños hasta los adultos.

Svijany Cup, foto: YouTubeSvijany Cup, foto: YouTube Desde que se construyó la pista, cada año tiene lugar en Smržovka una carrera de trineos denominada Svijany Cup. Uno de los organizadores y gran amante del deporte es Miloš Morávek.

“Cada año al final de la temporada organizamos una carrera de trineos. Este es el tercer año de la Svijany Cup. Es una carrera principalmente para los entusiastas que vienen a competir con sus amigos.”

Este año la carrera tendrá lugar el 23 de febrero. En la Svijany Cup toman parte incluso deportistas profesionales que se deslizan en pistas artificiales. En la segunda edición tomaron parte incluso representantes olímpicos checos, dice Morávek.

“En Chequia no hay tantos competidores de trineo. Por lo tanto, cuando organizamos un evento, todos los aficionados se juntan y su espíritu deportivo no les deja quedarse a un lado. En el segundo año de la Svijany Cup participaron incluso deportistas que normalmente compiten en pistas artificiales, atletas que ya han tomado parte en los Juegos Olímpicos. Eso era después de la temporada olímpica, por lo que pudieron venir a participar en nuestra carrera”.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů La comunidad de trineo en la República Checa es bastante pequeña, pero muy amistosa. Todos los competidores se conocen entre sí y para ellos, la carrera se ha convertido en una tradición.

El año pasado, más de 7000 personas vinieron a la pista de trineo en Smržovka. Fueron sobre todo checos, pero el número de visitantes del extranjero está creciendo.

“Los primeros tres años había sobre todo turistas checos. Este año hicimos publicidad en Alemania y en Polonia. Ahora ya se puede oír mucho el alemán, la comunidad se está expandiendo. Tenemos cada vez más turistas extranjeros”.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů El trineo en pistas artificiales todavía no se ha extendido en Bohemia, pero como destaca Morávek, todos los deportistas profesionales empezaron en pistas naturales.

“Yo también practicaba trineo profesional. En mi generación, todos los deportistas que representaban a la República Checoslovaca empezaron en las pistas naturales y gradualmente llegaron a competir en las pistas artificiales”.

Incluso en la pista natural se puede ir a una velocidad muy alta. Morávek explica qué condiciones son ideales para deslizarse, por otro lado, qué condiciones pueden ser peligrosas.

“En lo que se refiere a las pistas naturales, depende mucho de la calidad de la nieve. Si nieva y las temperaturas bajan a alrededor de -10°, la nieve se congela y es difícil deslizarse. Al contrario, cuando no hay precipitaciones durante mucho tiempo y la pista es dura y firme, se puede deslizar muy bien. Pero luego si viene la lluvia y se hiela, puede ser peligroso. En similares condiciones es necesario que el visitante sepa manejar el trineo para no terminar fuera de la pista. La pista se encuentra casi todo el tiempo en el bosque, donde no hay rebordes suficientemente altos para asegurar que la persona se quede en la pista”.

Por lo tanto, los competidores no deberían ser completos principiantes. Los organizadores de la Svijany Cup planean para el futuro crear folletos con imágenes que mostrarían cómo manejar el trineo. También están planeando abrir cursos oficiales.

“Se nos ocurrió este invierno. Estamos pensando en ofrecer una pequeña escuela de trineo durante los fines de semana. Allí podríamos iniciar a los interesados en el deporte, con más detalle que en los folletos”.

La Federación Internacional del Deporte de Trineo ha luchado durante años por llevar el deporte a los Juegos Olímpicos, pero sin éxito. Aunque el trineo no se incluirá en el programa de los próximos Juegos, los esfuerzos de los aficionados continúan.

Hace cuatro años la comunidad checa empezó a buscar un equipo de trineo checo. Según Morávek, sin embargo, los checos todavía no han llegado a un nivel de competición internacional.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů “Hoy en día tenemos competidores que participan en los campeonatos internacionales, pero creo que deberían estar mejor preparados antes de participar en estas carreras importantes. Por ejemplo, en los países como Italia, Austria, Rusia, Alemania, donde la tradición del deporte ni siquiera es tan larga, los deportistas se preparan a lo largo del año para la Copa Mundial. En Chequia todavía no hemos podido crear las condiciones para poder entrenar durante todas las estaciones”.

Para poder entrenar en verano, por ejemplo, se necesita un trineo con ruedas. La República Checa dispone de lugares adecuados para entrenar, pero hasta el momento no hay una base de competidores suficientemente grande para que los planes se realicen.

Un centro de esquí en Smržovka, foto: Ondřej TomšůUn centro de esquí en Smržovka, foto: Ondřej Tomšů A la pista de trineo en Smržovka vienen sobre todo familias con hijos hasta los 15 años de edad. El popularizador de este deporte Miloš Morávek cree que los niños más pequeños no lo disfrutan tanto, porque no están acostumbrados a la alta velocidad y al fuerte viento.

“Me acuerdo de un niño de diez años que subió a la cima de la montaña y primero tenía miedo de deslizarse, así que se puso a llorar. Sin embargo, después del primer descenso le tomó la mano a su padre y empezó a gritar, emocionado: ‘Papá, ¡vamos! ¡Otra vez!’”.

Para Morávek, la velocidad es la mejor parte. Si uno conoce la técnica y ya tiene experiencias, el trineo puede convertirse en un deporte de adrenalina.

“Lo que más me gusta es la velocidad. Incluso aquí en la pista natural uno disfruta de algo de adrenalina. Es un deporte muy divertido, y si se aprende bien se puede disfrutar del descenso igual que esquiando”.

Smržovka ofrece una variedad de actividades alternativas en caso de que uno no quiera deslizarse en trineo. En el área se encuentra un centro de esquí, una pista natural de patinaje, y una pista de esquí de fondo de dos kilómetros.

16-02-2019