Hermanas Escolares de Notre Dame son muy populares en Horazdovice

29-05-2004

En una de las ediciones anteriores visitamos la ciudad de Horazdovice. Nos familiarizamos con su historia y monumentos. Esta vez regresamos allí para conocer el presente de la ciudad y visitar a las Hermanas Escolares de Notre Dame, que viven y trabajan en Horazdovice desde mediados del siglo XIX.

HorazdoviceHorazdovice Empecemos nuestro paseo por la ciudad de Horazdovice en Lorena, Francia. Precisamente allí tiene sus raíces la Congregación de Hermanas Escolares de Notre Dame.

A finales del siglo XVI, San Pedro Fourier fundó en Lorena la Comunidad de Hermanas de San Agustín. Fue una idea revolucionaria: el sacerdote propagaba que la educación no podía ser un área reservada tan sólo a los hombres. Creía que también las jóvenes debían recibir la formación correspondiente para poder cumplir bien su misión en la sociedad, la de madre y esposa.

Por ello San Pedro Fourier abrió una escuela en la que las jóvenes eran educadas gratuitamente. La idea encontró un gran eco detrás de las fronteras francesas, empezando a difundirse hacia Alemania y Europa Central bajo el nombre de la Congregación de Hermanas Escolares de Notre Dame.

La priora de la Congregación en Horazdovice, la hermana Anezka, señala que la rama checa fue fundada en 1853, en una pequeña aldea de Hyrsov.

Hermanas Escolares de Notre DameHermanas Escolares de Notre Dame "La fundó el padre Gabriel Schneider que se daba cuenta de la importancia de educar a las jóvenes. Un año más tarde, las Hermanas Escolares trasladaron su sede principal a Horazdovice donde permanecieron hasta 1953".

Las mujeres que querían entrar en la Congregación, llegaban a Horazdovice para pasar por el noviciado y luego eran enviadas a las filiales donde enseñaban a las niñas. Durante esos cien años, casi dos mil 400 mujeres checas vistieron el hábito monástico de la Congregación.

"En Horazdovice había una escuela municipal. Sus alumnas podían vivir en el colegio adyacente y las hermanas les preparaban para la vida y el matrimonio y también les entrenaban para desempeñar varios oficios. En el invierno, venían al colegio muchachas campesinas. Las monjas les enseñaban a cocinar, tocar instrumentos musicales, idiomas y labores femeninas, tales como el cosido o el bordado".

La Hermana Anezka apunta que muchas mujeres de la ciudad y sus alrededores, bueno, hoy más bien las abuelas, recuerdan con cariño la Congregación.

HorazdoviceHorazdovice "Recientemente una señora me ha dicho que si no hubiera frecuentado el colegio de las Hermanas Escolares, no habría estado segura de cómo pasaría su vida, que está agradecida por todo lo que las monjas les entregaron".

Duros tiempos cayeron sobre la Congregación tras la llegada de los comunistas al poder en 1948. A diferencia de las Ordenes religiosas masculinas, las femeninas no fueron abolidas porque en los hospitales, clínicas psiquiátricas y en los correccionales escaseaba el personal. Las monjas fueron como mínimo expulsadas de sus conventos y trasladadas a regiones más alejadas del país con el fin de desarraigarlas. Los bienes de las ordenes fueron confiscados, por supuesto.

Pero todo sufrimiento tiene su fin. Las monjas regresaron a la ciudad hace cinco años y medio y se dedican de nuevo a lo que hacían durante siglos: educar a las jóvenes e inculcarles los valores cristianos.

Originalmente, tras la Revolución de Terciopelo en 1989, las Hermanas no pensaban en reanudar sus actividades en Horazdovice. "Pero los vecinos nos llamaban, decían que siempre nos habían querido y pedían que regresáramos. No podíamos resistir a sus peticiones", concluye la hermana Anezka.

 

Aunque la ciudad de Horazdovice tiene apenas seis mil habitantes, ofrece a ellos, y a los turistas también, un rico abanico de eventos sociales y culturales y más de cuarenta monumentos, según destaca el alcalde, Václav Trcka.

Václav Trcka, alcalde de HorazdoviceVáclav Trcka, alcalde de Horazdovice "El mayor atractivo es el parque acuático que funciona desde hace cuatro años. Más de 130 mil personas disfrutan de sus servicios cada año. Lo visitan tanto los habitantes de la ciudad como los turistas que pasan por Horazdovice combinan su visita con las visitas de otros lugares en la ciudad y gastan".

Y esto trae prosperidad a los vecinos. Mientras que la media de desempleo alcanza el once por ciento en la República Checa, en Horazdovice no sobrepasa el siete por ciento.

"Los habitantes trabajan tradicionalmente en la industria textil y de madera. Gracias a Dios todas las empresas superaron problemas relacionados con el proceso de reestructuración. El mayor empleador es la compañía alemana Grammer, fabricante de accesorios para turismos, que ha creado 400 puestos de trabajo".

El alcalde Trcka subraya que lo importante es que en la ciudad y sus alrededores hay un gran número de empresas pequeñas y medianas. "Si quiebra una, no supone una fatalidad para la tasa del paro", puntualiza Trcka.

"Horazdovice es además una ciudad cultural. El lugar donde se celebra la mayoría de conciertos, funciones de teatro o festivales es el palacio, hoy en posesión de la ciudad. En el palacio hemos instalado el Museo Municipal, hay también una sala de cine, una cafetería con Internet y una librería".

Horazdovice puede enorgullecerse de una larga tradición teatral. Desde hace 21 años es escenario cada año de la revista de los teatros de aficionados de Bohemia sudoccidental. Para la venidera temporada prepara un encuentro de arquitectos y estudiantes de arquitectura que se efectuará a finales de agosto.

Hace varios años entabló además relación de hermandad con la ciudad suiza de Heinberg. Se visitan mutuamente no solamente los alcaldes y concejales, sino, y esto es lo más importante, los habitantes de a pie.

Bajo el antiguo régimen comunista, Horazdovice fue una ciudad - guarnición. Había dos cuarteles establecidos en cinco grandes edificios. El alcalde Václav Trcka señala que después de que los soldados abandonaran la ciudad, el municipio debió resolver cómo aprovechar los edificios abandonados.

"Un extenso edificio, el antiguo monasterio, se encuentra casi en el mismo centro de la ciudad. Se renovó y hoy alberga una escuela de formación profesional, con inclusión de las residencias para los alumnos y el centro deportivo. En otros edificios que heredamos del Ejército hay centros médicos y otras escuelas secundarias, uno hemos reconstruido por completo y ahora es un área donde queremos construir apartamentos y casas".

29-05-2004