La ciudad de Prachatice debe su florecimiento a la sal

03-05-2003

La ciudad de Prachatice a la que les invitamos en esta ocasión, está situada en un valle en Bohemia del Sur, rodeada por colinas boscosas y por una llanura atravesada por el riachuelo Zivný.

La ciudad de PrachaticeLa ciudad de Prachatice Prachatice es una ciudad relativamente pequeña, pero tiene un encanto peculiar, afirma Zdenek Pribyl, director del Centro de Información Turística.

"La ciudad, con sus aproximadamente 12 mil habitantes, constituye una puerta de entrada a la sierra de Sumava, considerada una de las zonas naturales más bellas y mejor conservadas de la República Checa. Además de una hermosa naturaleza, a los turistas que nos visiten podemos enseñarles valiosas obras arquitectónicas que documentan la antigua historia de la ciudad".

Zdenek Pribyl nos contó, en breve, la historia de Prachatice. La ciudad fue fundada a comienzos del siglo XIV. Ya antes, no obstante, desde el siglo X, aproximadamente, en un lugar cercano existía un pequeño pueblo, situado en el llamado "Camino Dorado". En el Medioevo ese pueblo fue un destacado centro de comercio en la ruta entre las Tierras Checas y Baviera.

La ciudad de PrachaticeLa ciudad de Prachatice"El Camino Dorado aseguraba una buena comunicación entre esos territorios. Mientras que de Bohemia los comerciantes se llevaban cereales, lúpulo, cerveza y mantequilla, a este país traían joyas, textiles, especias, fruta tropical y, principalmente, sal. Pronto el poblado resultó pequeño para los comerciantes, lo que impulsó la fundación de una ciudad. Prachatice se fue desarrollando rápidamente y proliferaron, especialmente, los grandes depósitos de sal, desde los que ésta era distribuida a todo el Reino de Bohemia. Hay que decir, también, que gracias a que Prachatice había sido un importante centro de comercio, visitado por comerciantes de muchas tierras cercanas y lejanas, hoy en día en la ciudad viven las muchachas más bellas de Europa y, quizás, del mundo", afirmó Zdenek Pribyl.

No nos atrevemos a juzgar pues, quizás, no seríamos objetivos. Lo cierto es que durante nuestra visita a Prachatice hemos visto jóvenes muy bellas. Pero volvamos a la historia de la ciudad. Según nos comentó Zdenek Pribyl del Centro de Información Turística, Prachatice debe su mayor florecimiento al comercio de sal. Las ganancias que éste proporcionaba dieron surgir al nombre de "Camino Dorado". El auge de la ciudad se mantuvo hasta el siglo XVI.

La Puerta de PísekLa Puerta de Písek A partir de las postrimerías del siglo XVI Prachatice fue perdiendo su significado, hasta convertirse en una ciudad provincial y quedar, por tanto, al margen del interés de las luchas por el poder. Especialmente a ello se debe que la ciudad se haya conservado casi intacta desde la era renacentista. Decimos "casi intacta" ya que un fuerte incendio, acaecido en el año 1832, echó por tierra más de 130 edificios de la ciudad.

Al igual que en el caso de muchas otras ciudades de la República Checa, para conocer Prachatice es mejor recorrer la ciudad a pie. El casco histórico es pequeño, todo queda tan cerca que uno ni llega a cansarse al caminar.

La Puerta de Písek de nocheLa Puerta de Písek de noche A la ciudad se recomienda entrar desde el norte, atravesando la Puerta de Písek, construida en el año 1527, y que antaño formó parte del sistema de fortificación de la ciudad, una gran parte del cual se conserva hasta la actualidad. Al poco rato llegamos al centro, a la Plaza Mayor, con una fuente de piedra del siglo XVI, decorada por una estatua alegórica de la Justicia.

"Este es el corazón de Prachatice, y los edificios que rodean la plaza son verdaderas perlas renacentistas. Se trata de uno de los mejor conservados conjuntos arquitectónicos de la era renacentista en la República Checa. En 1981 el casco histórico de la ciudad fue declarado reserva urbana nacional", señaló Zdenek Pribyl.

El antiguo Ayuntamiento de PrachaticeEl antiguo Ayuntamiento de Prachatice Y en abril del 2003 los Ministerios de Cultura y de Desarrollo Local checos le concedieron a Prachatice el prestigioso premio "Ciudad Histórica del año 2002". Este se otorga todos los años a la ciudad que logra obtener los mejores resultados en el cumplimiento del Programa Nacional de Regeneración de reservas urbanas de la República Checa.

Los edificios en la Plaza Mayor son realmente hermosos y muchos llevan ricas decoraciones en forma de esgrafiados. Especial atención atrae el antiguo ayuntamiento, construido a finales del siglo XVI. Toda su fachada está decorada con pinturas y esgrafiados, entre los que resaltan dos pinturas situadas en el frontispicio de la planta baja, que muestran a un juez corrompido e indican que la Muerte le castigará por su actitud.


En la adyacente Plaza de la Iglesia se levanta la iglesia gótica de San Jacobo, que es la obra más antigua de la ciudad, seguida por la Puerta de Písek y el Ayuntamiento, hoy sede de la Alcaldía de Prachatice.

El presbiterio de la iglesia data de alrededor del año 1390, aunque la obra fue acabada recién en 1513, en el gótico tardío. Además de los hermosos interiores de la iglesia, ricamente decorados, interesante es también una pintura con "La última cena del Señor", realizada en forma de esgrafiado y situada en la fachada de uno de los edificios en una estrecha callejuela cerrada al sur por una de las paredes de la iglesia.

Los sótanos góticos de PrachaticeLos sótanos góticos de Prachatice El director del Centro de Información de Prachatice, Zdenek Pribyl, nos contó también sobre el sistema de sótanos góticos que hay debajo de la ciudad y afirmó que las leyendas cuentan que en esos sótanos hay un duende que protege un enorme tesoro. No obstante, hasta el presente no han logrado descubrir ni al duende ni el tesoro. Y aunque el señor Pribyl nos invitó a intentar encontrarlo, preferimos quedarnos en la superficie.

Caminando al otro extremo de la Plaza Mayor y entrando a una estrecha callejuela, llegamos al Museo del Encaje. Este tiene su sede en un edificio de mediados del siglo XVI. La directora del museo, Hana Mizerová, nos enseñó las colecciones instaladas en él.

El encaje típico de PrachaticeEl encaje típico de Prachatice"El museo dispone de una amplia colección de encajes, especialmente de encajes de bolillos, de toda Europa. Las más antiguas muestras datan del año 1600. A los visitantes les gusta mucho también un gorro de encajes para bebés, del año 1650. Podemos decir que nuestro museo ofrece una visión completa del desarrollo del encaje en el Viejo Continente desde el siglo XVII hasta la actualidad".

En el museo se pueden ver encajes de Francia, España, Inglaterra, Holanda, Bélgica y también, naturalmente, de los territorios que actualmente forman la República Checa. Hana Mizerová sostiene que en cuanto a los encajes checos, lo más bello que posee el museo son las prendas con encajes que forman parte de las vestimentas típicas nacionales. En el pasado, cada una de las regiones de Bohemia y Moravia se había caracterizado por una vestimenta diferente, rica en bordados y en encajes.

La sierra de SumavaLa sierra de Sumava Con anterioridad dijimos que la parte histórica de la ciudad de Prachatice es pequeña y que recorrerla no demora mucho. Y así, tenemos tiempo todavía de visitar sus alrededores. La sierra de Sumava es encantadora y ofrece un sinnúmero de lugares interesantes: aldeas con auténticas iglesias de madera, pantanos, selvas vírgenes, plantas y especies de animales que no encontramos en ningún otro lugar de la República Checa, así como estanques y riachuelos en medio de bosques... En fin, hay de todo.

Entre las actividades que resultan muy atractivas para los turistas figura, por ejemplo, la flotación de la leña por el Canal artificial de Schwarzenberk. Nosotros lo visitamos acompañados del ingeniero Hynek Hladík, director de la empresa que administra el canal.

El Canal de SchwarzenberkEl Canal de Schwarzenberk"El Canal de Schwarzenberk es una de las más valiosas obras técnicas de Sumava. Fue construido hace más de 200 años con el fin de facilitar el transporte de leña desde los bosques de Sumava, difícilmente accesibles. Los autores del canal ampliaron el proyecto original, construyendo un canal que tiene 52 kilómetros de largo en total. La grandiosa obra facilitó flotar la leña a través de los riachuelos de Sumava hasta el río Danubio y, por ende, hasta Viena. Esto llevó, en el pasado, a la proliferación del comercio de leña en la zona".

Con el desarrollo de las vías férreas el canal fue perdiendo su significado. Durante el último decenio ha ido recobrando parte de su antigua fama, pues fue restaurado y es aprovechado con fines turísticos. En la temporada turística en la República Checa, de mayo a septiembre, en el Canal Schwarzenberk tienen lugar muestras de flotación de leña, acompañadas de un rico programa cultural. ¡Les invitamos a asistir a esa interesante actividad, amigos!

Y en el Canal Schwarzenberk concluimos nuestra visita a la perla renacentista de Bohemia del Sur, la ciudad de Prachatice, y también a sus alrededores.

03-05-2003