La ciudad de Trebon está empapada con el olor a pescado frito

01-04-2006

La región de Trebon es conocida sobre todo gracias al sinnúmero de estanques dispersados en ese lugar. Realicen con nosotros un Radioviaje al corazón de esa localidad, que es uno de los centros más importantes de la piscicultura checa.

Palacio de Trebon  (Foto: autor)Palacio de Trebon (Foto: autor) "En los alrededores de la ciudad de Trebon pastan los caballos", este verso, tomado de una de las canciones populares más conocidas, lo saben cantar quizás todos los niños del país.

Pero el nombre de la ciudad de Trebon evoca más que pastos, sobre todo, estanques, que surgieron en esa localidad principalmente bajo el gobierno de la familia aristocrática de los Rozmbrek, que se radicó en la ciudad en el siglo XV.

Entre los Rozmbrek destacan principalmente dos personalidades: Vilém y Petr Vok. Éste segundo falleció en Trebon en 1611 y fue muy popular entre los oriundos, según nos dijo el administrador del palacio local, Pavel Hoffmann.

Petr VokPetr Vok "La gente de aquí le llamaba 'nuestro viejito' Y el período durante el cual vivió en esta ciudad, es decir desde 1602 hasta 1611, suele ser llamado como 'La edad de oro de Trebon'. Es que él fue muy caluroso y siempre deseaba estar cerca de la gente. Por ello probablemente habría abandonado la ciudad de Ceský Krumlov, trasladándose al palacio de Trebon, que prácticamente forma parte de la plaza mayor de esta urbe".

Se dice que Petr Vok visitaba con frecuencia a los burgueses de Trebon y muchas veces invitaba a bandas de música, organizando fiestas que se prolongaban hasta altas horas de la madrugada.

 

Jakub Krcín Jakub Krcín Por su parte, Vilém de Rozmberk invitó a Trebon al estanquero Jakub Krcín de Jelcany que cambió para siempre el carácter del paisaje, al encargarse de la fundación de los numerosos estanques adyacentes a la ciudad, mencionó Pavel Hoffmann.

"Además, de crear un sinnúmero de estanques, Jakub Krcín era un excelente economista y logró adquirir para las arcas de los Rozmberk mucho dinero".

¿Y cuántos estanques hay en las cercanías de la ciudad?

"Miles y miles, incluyendo a los estanquitos pequeños dispersados en los bosques adyacentes. Entre los más grandes destaca, el estanque de Rozmberk, cuya superficie de agua alcanzaba en la época de su creación unas 1000 hectáreas; pero hoy día, su tamaño es aproximadamente dos veces menor".

Se dice que a Jakub Krcín la gente no le tenía mucho cariño.

"Sí, se dice que Jakub Krcín era muy duro y cruel para con la servidumbre. Pero al tomar en consideración que la moral no era del todo idónea en aquél entonces, pues sin dureza probablemente no habría conseguido sus metas", agregó el administrador del palacio local.

Foto: ZdeněkK, Creative Commons 3.0Foto: ZdeněkK, Creative Commons 3.0 Una estatua a Jakub Krcín conmemora hoy día a ese gran piscicultor en la ciudad de Trebon, indicó Eva Potuzáková, del centro informativo local.

"La estatua, creada por el señor Hendrych, es de bronce y en el pedestal está grabado un mapa con todos los estanques de la región de Trebon".

En la ciudad se ha conservado también la casa donde Jakub Krcín vivía, en la que la Asociación de los Amigos de Trebon tiene previsto crear en un futuro próximo un museo.

Cada verano se efectúan en la ciudad las Jornadas Históricas de Jakub Krcín con pescaderías, funciones teatrales y conciertos. En fin, todo el evento rueda en torno a los estanques y huele a pescado. Así dijo Eva Potuzáková.

"Se proyectan también películas sobre la historia de la piscicultura y la gente puede probar los típicos platos de pescado y seguir su preparación".

Trebon (Foto: autor)Trebon (Foto: autor) Según mencionó Eva Potuzáková, el plato más típico de la región son 'trocitos de carpa fritos'.

"Una empresa local deshuesa las carpas y casi todos los restaurantes de aquí ofrecen 'trocitos de carpa fritos', que se preparan de la siguiente manera: el pescado se remoja en especies, se corta en rodajas y se fríe. Este plato es muy popular y muy rico".

Desde tiempos remotos, el pescado forma parte inseparable del menú local. Grandes banquetes se organizaban aquí principalmente en la Edad Media. En la época de Petr Vok, unas 200 personas diariamente se sentaban a la mesa para comer conjuntamente, en su mayoría empleados y cortesanos, según señaló el administrador del palacio local.

"Además, se dice que dos veces por día, por la mañana y por la tarde, doblaban las campanas del palacio llamando a comer a los indigentes, los que generalmente recibían gratis sopa y pan".

 

Pavel Hoffmann (Foto: autor)Pavel Hoffmann (Foto: autor) El palacio de Trebon, construido por Vilém de Rozmberk al estilo de la arquitectura italiana, está situado en el centro de la ciudad, siendo uno de los edificios checos más extensos. En el edificio se han conservado algunas piezas del inmobiliario original y otros objetos de gran valor, resaltó Pavel Hoffmann.

"Entre los objetos de mayor valor histórico destaca el anillo de sello de Petr Vok, aunque en el palacio exhibimos sólo una copia exacta del mismo, ya que el original está depositado en la caja fuerte del archivo regional".

Cerca de la ciudad de Trebon está situada una bóveda monumental de otra familia aristocrática muy famosa, los Schwarzenberk, pero ese lugar lo visitaremos en alguno de nuestros próximos Radioviajes.

01-04-2006