La iglesia checa más antigua se encuentra en Levý Hradec

20-08-2005

La iglesia checa más antigua consagrada a San Clemente se encuentra en la aldea de Levý Hradec, situada cerca de Praga en dirección septentrional. Les invitamos a realizar un Radioviaje a la cuna del cristianismo checo.

Iglesia de San Clemente (Foto: autor)Iglesia de San Clemente (Foto: autor) En las cercanías de Levý Hradec existía una fortaleza eslava ya a principios del siglo IX, poblada por la familia de los Premislitas. El primer príncipe checo históricamente comprobado, Borivoj, probablemente hizo construir la iglesia de San Clemente.

La guía, Lenka Bartonová, nos contó la siguiente leyenda sobre la fundación de la iglesia.

"El príncipe Borivoj visitó un día al príncipe Svatopluk. Al iniciarse el banquete, cuando todos se sentaron a la mesa, Borivoj tuvo que sentarse en el suelo con la servidumbre, porque él era pagano y los paganos no podían sentarse a la mesa con los cristianos. Borivoj se enfadó, ¡si él era el príncipe de los checos! Así que tras una larga deliberación, decidió aceptar el cristianismo. Al volver a la fortaleza mandó construir esta iglesia, o mejor dicho una rotonda, dedicada a San Clemente". KosmasKosmas

Bueno, y hablando de leyendas, les contaremos una más, que está relacionada con Levý Hradec, y cuyo protagonista es el príncipe Neklan. Según la crónica de Kosmas, este príncipe era un cobarde.

"El príncipe Vlastislav amenazaba en tiempos remotos a Levý Hradec y Bohemia en general. Neklan no se atrevió a hacerle frente hasta que un amigo suyo, llamado Tyr, no lo soportó más, se puso la armadura de Neklan, montó en su caballo y lideró su ejército en la lucha contra el enemigo. En la batalla, que tuvo lugar cerca de Levý Hradec y que fue muy prolongada y sangrienta, cayó tanto Tyr como el príncipe enemigo, Vlastislav, pero los checos al final ganaron".

 

Iglesia de San Clemente (Foto: autor)Iglesia de San Clemente (Foto: autor) Una vez dentro de la iglesia de San Clemente, podrán divisar en el suelo una cobertura que da al subterráneo.

Al abrirla y bajar por la escalera, verán los cimientos de la rotonda - el primer edificio cristiano en Bohemia.

Hemos dicho que Borivoj probablemente hizo construir la rotonda, ya que los arqueólogos no están seguros. El motivo de su incertidumbre representa la piedra básica, explicó la guía Lenka Bartoñová.

"Una piedra con el símbolo de la cruz grabado en la misma es considerada como la piedra básica de la rotonda. No obstante, la costumbre de colocar una piedra básica en una construcción empezó a practicarse más tarde que a finales del siglo IX. Por ese motivo, algunos científicos piensan que la rotonda es más joven".

A pesar de esta duda, lo cierto es que se trata de la iglesia más antigua de la República Checa. Las misas suelen celebrarse allí en un horario poco habitual, el sábado por la tarde.

San Adalberto  (Foto: autor)San Adalberto (Foto: autor) En las paredes de la iglesia se hallan frescos de gran valor, pintados a finales del siglo XIV, que fueron renovados recientemente, señaló nuestra guía.

"Los frescos fueron creados a pedido del monasterio benedictino femenino de San Jorge, situado en el Castillo de Praga. Los cuadros representan escenas de la vida de la Virgen María y el martirio de Jesucristo. En los mismos podemos ver tres cuartetos de hombres importantes para el cristianismo - apóstoles, profetas y pontífices".

En uno de los frescos está plasmado San Adalberto, que había sido proclamado segundo obispo de Praga precisamente en la aldea de Levý Hradec. Por ello, en abril, cuando se celebra el día de este santo, en esta población se efectúan romerías en su honor.

 

La aldea de Levý Hradec fue redescubierta en el siglo XIX en la época del romanticismo. El arqueólogo Cenek Rýzner se encargó de las investigaciones, descubriendo varias alhajas y monedas, justificando así la suposición de que Levý Hradec había sido fundada en las postrimerías del siglo IX.

El renombrado pintor checo Mikolas Ales se hizo amigo del arqueólogo, aprovechando en su obra sus hallazgos, mencionó Lenka Bartoñová.

 Foto: autor Foto: autor "Ales pintaba los objetos descubiertos por el arqueólogo, pero de manera muy peculiar. Lo curioso es que, por ejemplo, un broche de pelo lo situaba en sus cuadros en el cuello, etc. Tal vez así confundió a muchos científicos contemporáneos".

Cerca de la iglesia se halla un cementerio, pero desgraciadamente en el siglo XIX, fue construida una fábrica de ladrillos en una parte de ese lugar y la mayoría de las tumbas fueron destruidas.

"Algunas tumbas datan del siglo IX, el cementerio era muy extenso, contando con 150 sepulturas aproximadamente. Y en las mismas se han encontrado varios objetos fúnebres de la época".

Según otra leyenda, en los alrededores de la iglesia de San Clemente existen pasillos subterráneos...

Aunque no existe ningún documento oficial para comprobar la existencia de los pasillos, se dice que durante la Guerra de los Treinta Años en el siglo XVII los mismos salvaron la vida a muchos ciudadanos que se escondieron allí con sus cabras, con cuya leche amamantaban a los recién nacidos.

Por ello, los pasillos solían llamarse los "Fosos de la Cabra".

Los hallazgos arqueológicos de Levý Hradec, una aldea importante para los comienzos del cristianismo checo, están expuestos en la cercana población de Roztoky u Prahy.

20-08-2005