La triste historia de una de las iglesias más antiguas de Bohemia del Sur

07-01-2017

La Iglesia de San Nicolás, situada en el área militar de Boletice, representa uno de los monumentos sacros más antiguos de la región de Bohemia del Sur. Durante medio siglo, el templo permaneció cerrado al público, pero ahora va recuperando su esplendor. En la nueva edición de 'Radioviajes' les invitamos a conocer la historia de esta joya, afectada por el vandalismo de los soldados soviéticos y buscadores de oro.

La Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČTLa Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČT La tranquilidad de una naturaleza intacta, pero también el ambiente de las ruinas de aldeas desaparecidas es lo que se percibe al pisar el terreno del extenso polígono militar de Boletice, situado en cercanías de la ciudad de Český Krumlov.

Hasta la Segunda Guerra Mundial, la aldea de Boletice contaba con más de cincuenta casas habitadas por 260 alemanes. Su expulsión tras la contienda la convirtió en una zona desierta.

Entre las ruinas se halla una joya histórica - la Iglesia de San Nicolás que se alza en la colina conocida bajo el nombre de ‘Olymp’. Aunque en su portada aparece la fecha de 1666, el tabernáculo es mucho más antiguo. Originalmente fue construido en estilo románico, según apuntó a la Radiodifusión Checa el administrador de la iglesia, Gerhard Sherhaufer.

La Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČTLa Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČT “La primera mención sobre la iglesia es de 1263, cuando el rey checo Otakar de Bohemia II la dedicó al monasterio de la Corona Dorada con el fin de impedir la expansión de la nobleza checa”.

De la época medieval se han conservado la torre de cuatro pisos y las paredes de la nave con fragmentos de murales. El aspecto actual de la iglesia refleja las numerosas reformas en estilo gótico, que se llevaron a cabo a finales del siglo XV.

Soldados soviéticos y buscadores de oro

La Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČTLa Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČT El municipio de Boletice se convirtió en 1947 en parte de un campo entrenamiento militar con el paso prohibido para el público. Esta decisión condenó el recinto a una profunda devastación y la pérdida del 90% del mobiliario, señaló Sherhaufer.

“El Ejército Soviético nos dejó aquí un “monumento” en forma de inscripciones con nombres de los ganadores del Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo de 1978, escritos en las antiguas paredes góticas. Los soldados soviéticos tenían cerca sus cuarteles y el espacio de la iglesia lo utilizaban, por ejemplo, para jugar al hóckey”.

La iglesia sufrió su mayor devastación entre los años setenta y ochenta del siglo XX, tras las invasiones de los buscadores de oro que destruyeron el mobiliario y los suelos, además de sustraer el empedrado original, entre otros delitos, prosigue el administrador.

La Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČTLa Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČT “Destruyeron los tres altares. En el altar principal, consagrado a San Nicolás, se encontraba una preciosa estatua dorada. Ahora se puede ver en el Museo de Český Krumlov, pero le falta la cabeza”.

De las devastadoras visitas de los buscadores de oro no se salvó ni el osario, situado debajo de la capilla. Los cráneos y los huesos se encontraban esparcidos alrededor de toda la iglesia.

Tras la derrota del régimen comunista en 1989 se pusieron en marcha obras para rescatar la iglesia. El Ejército ha invertido en la restauración más de un millón de euros, que alcanzaron para cubrir la restauración del techo, las paredes y los altares.

Desde 2006, el Ejército facilita el acceso al público los fines de semana, que puede disfrutar de decenas de kilómetros de rutas turísticas.

La iglesia del municipio de Kájov, foto: Miloš Hlávka / CC BY-SA 3.0La iglesia del municipio de Kájov, foto: Miloš Hlávka / CC BY-SA 3.0 Diez años después, parte de la antigua aldea de Boletice y la iglesia pasaron a estar bajo la administración del municipio de Kájov, cuyo plan es seguir con el rescate del inmueble, afirma Scherhaufer.

“En primer lugar vamos a salvar la torre de la iglesia y restauraremos la morgue derrumbada, y después trazaremos un plan para seguir con las obras”.

Gracias a la diligente actitud del municipio de Kájov, la Iglesia de San Nicolás ha vuelto a vivir un ambiente cultural, en forma de conciertos de música clásica y visitas guiadas.

Unas voces misteriosas

La Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČTLa Iglesia de San Nicolás, Boletice, foto: ČT Los tonos de la música no son los únicos sonidos que se escuchaban en los interiores del templo. Según cuenta una leyenda, en la zona vivían dos granjeros enemistados. Cuando murieron, sus tumbas se encontraban una al lado de otra. Todas las noches, los vecinos escuchaban sus peleas que no les permitían dormir. El cura acudió a Roma pidiendo un consejo. Le contestó el mismo Papa, recomendándole que colocara las cruces de las tumbas de espaldas. Desde entonces, en el cementerio de Boletice reina la paz y la tranquilidad.

El recinto militar de Boletice representa una particularidad desde el punto de vista natural. Los extensos tremedales, hayales y bosques de píceas, así como la presencia de animales como lince, cangrejos de río, carrasco espinoso o hormiguera oscura, situaron la zona bajo la protección de la Red Natura 2000, el principal instrumento para la conservación de la naturaleza de la Unión Europea. Este amparo libró a la zona de la construcción de un enorme centro de esquí, así como de un depósito de residuos radioactivos.

07-01-2017