Palacio Sternberk de Praga

23-03-2002

En esta oportunidad, amigos, les invitamos al Palacio Sternberk, de Praga, sede de una parte de las colecciones de la Galería Nacional de Artes de la República Checa.

Nuestra decisión de visitar el palacio no ha sido casual. Aprovechamos el hecho de que después de una amplia restauración de los interiores del Palacio Sternberk, esta joya de la arquitectura barroca fue reabierta nuevamente al público y aceptamos la invitación de Vít Vlnas, director de las Colecciones de Arte Antiguo de la Galería Nacional.

Para un turista que planea visitar el Palacio Sternberk, puede resultar un problema dar con él. En las guías turísticas se indica como su dirección la Plaza de Hradcany, aledaña al Castillo de Praga, pero desde la plaza es imposible verlo.

Para llegar a nuestro destino, hay que atravesar un pasaje en la parte izquierda del Palacio Arzobispal, situado en la Plaza Hradcany y por la calle que sigue al pasaje, bajar unos 150 metros por una leve pendiente. Entonces, de pronto se levanta ante nosotros la obra monumental del Palacio Sternberk.

Seguramente se preguntarán, amigos, por qué ese secreto respecto al lugar donde se encuentra el palacio? Nos lo explicó el mismo director de las Colecciones de Arte Antiguo de la Galería Nacional de Praga, Vít Vlnas.

"Es algo que realmente llama la atención. En las postrimerías del siglo XVII, la aristocracia en el Reino de Bohemia, trataba de levantar sus mansiones lo más cercanamente posible al Castillo de Praga, por lo que en la Plaza de Hradcany encontramos hoy muchos palacios juntos. También la familia Sternberk, que en sus tiempos disponía de un gran poder e influencia en el reino, decidió construir su mansión en la plaza. Se contaba con un palacio que se levantara sobre la zona verde local denominada el "Foso Cerval" que antaño sirviera como coto real, y que llegara hasta la Plaza de Hradcany. Pero la obra resultó tan costosa que sólo pudo ser realizada una tercera parte de la misma. Y debido a que los trabajos habían sido iniciados desde la parte de atrás que daba al "Foso Cerval", la entrada principal al palacio no alcanzó a llegar a la Plaza de Hradcany y quedó escondida detrás de los demás palacios locales."

El Palacio Sternberk, construido entre los años 1698 y 1707 para el noble Venceslao Adalberto de Sternberk, es una de las más significativas obras de su género en Praga de estilo barroco. Interesante es que hasta hoy se desconoce el nombre del arquitecto del palacio. Sin embargo, Vít Vlnas, de la Galería Nacional de Artes de Praga nos contó otros datos.

"El Palacio Sternberk, con el paso del tiempo, ha sido propiedad de varios dueños. Fue el primer palacio de Praga utilizado para fines públicos, después de ser adquirido en 1811 por la Asociación de Patriotas Amantes del Arte. Esa entidad fue fundada en 1796 para reunir obras de arte e impedir que las mismas fueran llevadas fuera del Reino de Bohemia, como cuando las hordas suecas se llevaron parte de las colecciones artísticas del emperador Rodolfo II de Habsburgo."

Vít Vlnas señala que en el siglo XIX había tenido su sede en el palacio el Museo Nacional checo y en el mismo siglo habían vivido en él varias destacadas personalidades de la vida cultural y científica nacional, como por ejemplo, la familia del pintor Josef Mánes o el botánico, Jan Svatopluk Presl, profesor de la Universidad Carolina de Praga. A finales del siglo XIX el palacio sirvió algún tiempo como Sanatorio para niños enfermos mentales, siendo éste el primer establecimiento de su género en Europa. Se le llamaba Ernestinum, en honor a la fundadora del sanatorio, la princesa Ernestina Desfours-Walderode.

A principios del siglo XX, después de la creación del Estado Checoslovaco independiente, el Palacio Sternberk de Praga fue sede algún tiempo del Ministerio de Defensa. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue traspasado a la Galería Nacional de Artes en cuya propiedad permanece hasta la actualidad.

En los últimos años en el palacio fueron realizados varios trabajos de restauración, comenzando por los techos de madera y las ventanas, hasta el acondicionamiento general de los interiores, lo que permitió ampliar el espacio destinado a las colecciones de obras del arte europeo, desde la antigüedad, hasta el barroco. Durante los trabajos, a los restauradores les esperaba una gran sorpresa, según nos dijo el director Vít Vlnas.

"En el palacio no sólo se exponen obras de arte, sino que los propios interiores del palacio, sus techos y paredes están ricamente decorados. Algunos de esos frescos eran conocidos desde hacía decenios atrás y admirados por los visitantes del palacio. Pero, además, durante la reciente restauración han sido descubiertas varias otras pinturas murales y en los techos, de las que hasta el momento no sabíamos o teníamos sólo datos insuficientes."

Vít Vlnas, director de las Colecciones de Artes Antiguas de la Galería Nacional de Praga, afirmó que ese descubrimiento es lo más valioso que trajo la reciente restauración de los interiores de la pinacoteca. En base al mismo se hizo también necesario rehacer la colección para que las obras expuestas en el Palacio Sternberk de Praga concuerden con las decoraciones de cada una de las salas del palacio. Vít Vlnas afirmó ser uno de los defensores de la teoría de que la exposición debería ser concebida por los visitantes en todo su conjunto.

"Naturalmente que debería ser así, el visitante debe disponer de informaciones tanto sobre las obras pictóricas expuestas, como sobre la historia de las salas y de todo el palacio en el que se encuentra la pinacoteca. Debo decir que en la nueva exposición que siguió al reciente acondicionamiento del palacio tratamos de tomar en cuenta diversos ángulos de la presentación del Palacio Sternberk. El visitante puede ver aquí obras de destacados pintores de las antiguas escuelas italiana, española, inglesa y holandesa, entre otras. Contamos con hermosos cuadros de pintores como El Greco, Goya, Rubens y Rembrandt. Nuestro objetivo, además, es que los cuadros creen un conjunto con las salas en las que se encuentran y con otras obras de arte expuestas en ellas y que todo el ambiente evoque la época del surgimiento de dichas creaciones."

El director de las Colecciones de Arte Antiguo Europeo de la Galería Nacional de Artes, de Praga, Vít Vlnas, indicó que la galería coopera estrechamente con varios museos del país que le brindan temporalmente, por ejemplo, objetos de carácter artesanal que puedan enriquecer la exposición de obras pictóricas. En forma regular tienen lugar en el Palacio Sternberk también conciertos de música clásica que cuentan con amplia asistencia del público.

Para concluir la visita al Palacio de Sternberk, en Praga, bajemos imaginariamente por la majestuosa escalera de piedra al patio interior el que cuenta con un pequeño jardín, en cuyo centro hay una monumental escultura de un león que lucha contra una serpiente, obra que data del año 1832.

Luego ya sólo recomendamos visitar la cafetería del palacio, refrescarse un poco y, hojeando la guía que ofrece informaciones detalladas sobre las obras expuestas en la pinacoteca, rememorar esas nuevas vivencias de carácter cultural que nos proporcionó la visita al Palacio Sternberk, situado en las inmediaciones del Castillo de Praga.

23-03-2002