Valasské Mezirící - La Atenas de Valaquia

25-03-2006

Hoy visitaremos la Atenas de Valaquia. Así empezaron a denominar en el siglo XIX a la ciudad de Valasské Mezirící, en Moravia Oriental, una de las puertas a la sierra de Beskydy situada en la confluencia de los ríos Roznovská Becva y Vsetínská Becva.

Palacio de los KinskýPalacio de los Kinský Desde el siglo XIII existieron uno al lado del otro, separados sólo por el río Roznovská Becva, dos pueblos gobernados por los mismos señores. A la orilla izquierda Mezirící y a la orilla derecha Krásno. Tan sólo en el año 1924 se unieron creando la actual ciudad de Valasské Mezirící, en forma abreviada: Valmez.

¿Dónde iniciaremos nuestra visita a Valmez?

En el palacio de los Kinský, originalmente un edificio administrativo barroco reconstruido en estilo imperial, que actualmente alberga el segundo museo checo más antiguo de Moravia, fundado en el año 1884. La historiadora Jirina Fabiánová nos recibió en un salón que imita un hogar burgués del año 1898.

"Nuestro museo muestra al visitante la producción de la fábrica de vidrio local desde el año 1855, cuando fue fundada, prácticamente hasta la actualidad, porque hace poco la fábrica ha sido cerrada. En el museo tenemos además una exposición permanente de la producción de la manufactura de gobelinos, que se trasladó a Mezirící en el año 1908 desde la aldea vecina de Zasová. En la primera sala, equipada con muebles, gobelinos y cristales de finales del siglo XIX, presentamos al primer director de la manufactura de gobelinos, Rudolf Schlattauer".

El museo de Valasské Mezirící posee la mayor colección en Europa Central de vidrio para alumbrado, en el que estaba especializada la fábrica local. Los productos más valiosos son arañas y luces colgantes, pantallas y preciosas lámparas de vidrio rosado.

Tomás Garrigue Masaryk en Valasské MezirícíTomás Garrigue Masaryk en Valasské Mezirící "Los habitantes nos traen lo que encuentran en sus hogares. El año pasado una señora de la aldea de Krhová nos ofreció una lámpara de su tataratatarabuelo que llegó a Valasské Mezirící de Alemania, cuando la familia Reich fundó su fábrica. Fue la primera lámpara que él fabricó, una rareza del año 1855. La guardamos en los depósitos del museo".

Jirina Fabiánová agregó que una sección del palacio de los Kinský está dedicada al primer presidente checoslovaco Tomás Garrigue Masaryk, que desempeñó un papel muy importante en la Historia de Valasské Mezirící, siendo elegido dos veces diputado del Parlamento de Viena por las ciudades valacas.

"Masaryk visitó Valasské Mezirící durante su campaña electoral y dos veces como presidente de la República Checoslovaca. La visita en el año 1924 se inscribió en nuestros anales, ya que el presidente pasó la noche directamente en el palacio al ser invitado por el conde Seilern y saludó a los ciudadanos de Valasské Mezirící que se reunieron en el parque detrás del palacio o en la plaza que había delante de éste".

Palacio renacentista de los ZerotínPalacio renacentista de los Zerotín La casa noble de los Kinský se instaló en el palacio en el año 1815 al comprarlo a los Zerotín. Entre los años 1854 y 1855 sometieron el palacio a una amplia reconstrucción.

"El último propietario Kinský, Rudolf, practicaba una vida disipada. Al final, en el año 1913, le vendieron el palacio en una subasta. Rudolf Kinský era amante de la diversión, invitando a menudo en sus salones a músicos, por ejemplo, a la famosa orquesta valaca de Pelár, que tocó en el año 1895 en la gran Exposición folklórica checo-eslava en Praga. El mismo Rudolf no pasaba mucho tiempo en Valasské Mezirící, prefiriendo viajar a Hungría y a los balnearios austríacos, por ejemplo, a Bad Ischl".

Del palacio de los Kinský nos dirigiremos al centro de Valasské Mezirící tomando la calle Masaryk, bordeada por un conjunto de ocho estatuas barrocas de Santos de la segunda mitad del siglo XVIII. Pasaremos por delante del antiguo ayuntamiento de Krásno, un precioso edificio renacentista en el que hoy reside la biblioteca municipal, hasta llegar al río Becva.

Antiguo ayuntamientoAntiguo ayuntamiento Torceremos a la derecha y tras pocos pasos, a nuestro lado izquierdo, se nos abrirá un panorama del palacio renacentista de los Zerotín, situado en una colina sobre el río. Este edificio de tres alas, con un patio de arcadas, se convirtió entre los años 1855 y 1911 en la única cárcel para mujeres de Moravia y Silesia.

Una de las reclusas debió haber sido Marysa, una mujer joven que envenenó a su marido anciano, con el que tuvo que casarse presionada por sus padres a pesar de estar enamorada del joven Francek. El destino de la infeliz Marysa lo inmortalizaron en una obra teatral los hermanos Mrstík.

"No está confirmado que Marysa hubiera estado en esta prisión. Es más bien una leyenda, así como se dice que en Valasské Mezirící está enterrado el cura Katz de la novela ´El bravo soldado Schwejk´ de Jaroslav Hasek".

Cerca del palacio de los Zerotín se encuentra la Iglesia de la Santísima Trinidad que sirvió como cementerio renacentista. En el siglo XVIII se le agregó una nave de madera y hoy alberga un lapidario de estatuas renacentistas y barrocas.

LapidarioLapidario Dando una vuelta llegamos a la pintoresca plaza principal de la ciudad, donde podríamos terminar nuestra visita a Valmez. Pero ahora se me ocurre que todavía no hemos explicado ¿a qué se debe el atributo de "Atenas de Valaquia" para Valasské Mezirící? Una pregunta para Jirina Fabiánová.

"Valasské Mezirící es una ciudad peculiar y creo que hasta el presente viven acá muchos patriotas con "p" mayúscula. El atributo de Atenas de Valaquia lo adquirió a finales del siglo XIX al convertirse en un centro de asociaciones cívicas checas, alemanas, así como escuelas y actividades culturales. En Valasské Mezirící fue fundada muy pronto una organización de la asociación de educación física Sokol. En 1871 fue fundado el liceo, en 1874 la escuela profesional de procesamiento de madera. En la ciudad se hacía acá un excelente teatro, en 1884 nació la Sociedad de Museos. Todo ello compenetró la vida de la ciudad. Valasské Mezirící se centraba en la educación y la cultura, la industria penetró en la ciudad más tarde".

Palacio de los ZerotínPalacio de los Zerotín El iniciador de todos estos cambios fue en gran parte el abogado, diputado y alcalde de Valasské Mezirící Alois Mikyska, que también ordenó encauzar el río Becva para proteger la ciudad contra devastadoras inundaciones y en las postrimerías del siglo XIX hizo edificar en el parque Abácie un monumento a los 1200 soldados que fallecieron en los lazaretos de la ciudad en el año 1805 tras la Batalla de Austerlitz.

"Era un hombre ambicioso que quería hacerse famoso, sueño que en esta ciudad pudo realizar fundando escuelas, parques, etc. Se esforzó en traer a Mezirící el ferrocarril. Su fin fue poco glorioso. La quiebra del banco de ahorros Obcanská zálozna, que presidía, arruinó a muchos valacos".

Y Alois Mikyska, apodado "Nuestro Señor de Valaquia" o "duque de Mesopotamia", es decir de "entrerríos", que sería el equivalente de la palabra "mezirící", acabó con su vida pegándose un tiro en su granja en la vecina aldea de Brnov.

Para no terminar este Radioviaje con esta historia triste, recordemos que en Valasské Mezirící se encuentra el planetario más antiguo de Moravia del Norte y Silesia. Es de madera y procede del año 1929.

En Valasské Mezirící pueden visitar también un museo de fantasmas de Valaquia.

Pues, amigos, antes de decidirse a pernoctar en Valasské Mezirící, pregunten si en la casa no vive una "mora". En "moras" - en checo "mory" - se convierten las niñas que nacen con dientes y sus padres no se los sacan enseguida.

Las "moras" saben pasar por el agujero de la cerradura, se acuestan sobre el pecho de la persona durmiente y se ponen a asfixiarla. La víctima tiene pesadillas y al levantarse por la mañana se siente tan débil que casi no puede andar.

¡Pero no se preocupen! Para protegerse de las "moras", basta con poner los zapatos bajo la cama con las punteras asomadas o dejar la puerta abierta colocando en el umbral un azote puesto al revés.

Así que ¡sin miedo! y adelante a Valmez.

Foto: Autora

25-03-2006